Home

Mundo

Artículo

NASA comparte recorrido gastronómico de lo que comen astronautas en el espacio

mundo

¿Qué comen los astronautas en el espacio? La Nasa lo reveló

La agencia espacial de Estados Unidos decidió mostrar cómo se alimentan los astronautas desde el año 1960.

En su cumpleaños número 20, la Estación Espacial Internacional hizo una breve historia para hablar, no de los hechos más importantes que se han ejecutado en la Nasa, sino sobre la comida con la que se alimentan los astronautas desde hace 60 años.

La historia culinaria data desde que el primer humano estuvo en el espacio. Yuri Gagarin también fue el primero en comer en órbita un 12 de abril de 1961. Pasta de hígado y carne de un tubo de aluminio fue lo que exprimió el astronauta mientras visualizaba la Tierra desde la cápsula Vostok.

John Glenn fue el primer estadounidense en comer en el espacio y su alimentación se basó en salsa de manzana que exprimió de un pomo parecido al del dentífrico.

Según la Nasa, “aunque las comidas no eran particularmente apetitosas, estas primeras experiencias demostraron que los humanos podían comer y tragar en ausencia de gravedad sin sufrir efectos nocivos”.

Para el año 1965, los alimentos criodesecados o deshidratados se introdujeron en el programa Gemini, el cual consiste en que los astronautas tenían que utilizar el suministro de agua de la nave espacial para reconstituir esos alimentos antes de comerlos.

En la misión Apollo a la Luna, en el menú espacial se podían elegir unos 70 artículos, desde entradas hasta platos principales y bebidas; sin embargo, se comprobó que había alimentos que no se podían comer, como el pan, pues no se mantenía muy fresco y dejaba migas que flotaban en la cabina, causando daños en los equipos.

En el año 1975, durante la misión Apollo-Soyuz, los astronautas estadounidenses probaron por primera vez la comida espacial rusa, la cual estaba envasada en tubos que contenían sopa de remolacha por rótulos de vodkas famosos.

De allí en adelante, la variedad de platos rusos se complementaban con regularidad por las tripulaciones estadounidenses. Jean-Loup Chrétien, el primer astronauta francés, llevó paté, quesos y chocolate.

Sin embargo, el menú espacial se revolucionó con la tortilla mexicana a instancias de Rodolfo Neri Vela, el primer astronauta mexicano en ir al espacio.

Los astronautas notaron que las tortillas, a diferencia del pan, no generaban migas y podían usarse para hacer sándwiches o contener otros alimentos.

La primera pizza y los macarrones de frambuesa han sido otros de los alimentos a los que los astronautas han tenido acceso. Sin embargo, las verduras frescas y las frutas han sido los alimentos más difíciles de proporcionar a los tripulantes de la EEI, ya que su corta vida útil hace que sean un producto escaso en órbita.

El Laboratorio de Sistemas de Alimentos Espaciales del Centro Espacial Johnson en Houston es actualmente el responsable del envasado y la preparación de los alimentos que se enviarán a la Estación Espacial Internacional (EEI).

Actualmente, los astronautas pueden elegir entre 200 comidas diferentes, las cuales se almacenan a temperatura ambiente y se envían a tres sitios distintos de lanzamiento para cargarlos en vehículos que reabastecen a la EEI: a la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral en Florida.