mundo

Nicolás Maduro respondió a acusaciones de las disidencias de la guerrilla colombiana en territorio venezolano

En una “jornada de balance” respecto a temas militares, Maduro se refirió a “los restos” de la presencia de grupos armados en Venezuela.


El pasado miércoles, en lo que llamó “Jornada de balance” de los ejercicios militares que se desarrollaron en Venezuela, el presidente de ese país, Nicolás Maduro, mencionó dos temas importantes. Primero, luego de desmentir incansablemente la presencia de disidencias de la guerrilla colombiana en el territorio venezolano, se refirió a que solo quedan los restos; segundo, reconoció que la Operación Gedeón, un plan liderado por mercenarios estadounidenses y desertores de las Fuerzas Armadas venezolanas que buscaba derrocar a Nicolás Maduro y que fracasó tras un fallido desembarco en las costas venezolanas en mayo de 2020, estaba develada.

A través de una videoconferencia, el mandatario dijo: “Ahora repiten el refrito, es un refrito piche, de la presencia de grupos armados, de los restos, de lo que queda de la guerrilla colombiana en territorio venezolano. Nosotros hemos respondido como debe ser, con la verdad”.

Según Maduro, Colombia busca escalar un conflicto armado y violar la soberanía territorial de Venezuela. Además, asegura que él y su Ejército conocen los planes de robar armamento, por lo que hizo un llamado a estar pendientes del sistema de armas del país.

Cabe mencionar que en una entrevista con NTN24, Juan Guaidó anunció que se deben tomar más acciones contra el régimen de Maduro, y dijo: “No se puede permitir que el régimen utilice oro manchado de sangre para enviarlo a Europa y que ese dinero sea usado por el ELN y las disidencias de las FARC”.

Ivan Marquez
Con la captura de Jesús Santrich, el exjefe guerrillero Iván Márquez en una rueda de prensa del partido político FARC en Bogotá le pidió al presidente Juan Manuel Santos "cumplir con la palabra empeñada. Bogotá, abril 10 2018 Foto Guillermo Torres revista SEMANA - Foto: JUAN CARLOS SIERRA

Con respecto al Escudo Bolivariano

Maduro aseguró además que en Venezuela necesitan un poder militar correspondiente a las demandas de los tiempos del siglo XXl, justificando así los ejercicios del Escudo Bolivariano.

La experiencia que se gana, la capacidad de despliegue fuerza, el apresto operacional, la capacidad combativa, de mando y conducción, todos los elementos fundamentales que van arrojando una cada vez más poderosa Fuerza Armada Nacional Bolivariana. Necesitamos un poder militar, para este tiempo del siglo XXI. A los débiles no los respeta nadie, a los cobardes, a los que bajan la mirada, a los sumisos, a los que se subordinan al mando de los imperios los desprecian, los patean, no los respetan. Nosotros nos hemos ganado un respeto en este mundo del siglo XXI”.

Según destacó, su intención es tener la capacidad inmediata de reacción de las Fuerzas Militares, con “capacidad de hacerle daño al enemigo”, para defender el honor y la dignidad de Venezuela.

Declaraciones sobre la operación Gedeón

El mandatario aseguró que tiene pruebas sobre la operación Gedeón, por lo que les dijo a los jefes de las Regiones Estratégicas de Defensa Integral REDI –los distritos militares de Defensa en Venezuela– que “deben saber que la principal amenaza contra la estabilidad, la paz, la tranquilidad, la felicidad del pueblo de Venezuela viene de Colombia, de la oligarquía colombiana, del estado narcoparamilitar de Colombia”.

No obstante, mencionó que las disidencias de las FARC ha tenido algunas bajas, pero que estas tienen control en varios lugares de la frontera, y recalcó que los ejercicios del Ejército venezolano sirven ante cualquier circunstancial. “La principal amenaza contra Venezuela viene del Gobierno de Colombia”, puntualizó Maduro.

Hace algunos días, SEMANA tuvo acceso de manera exclusiva a fotografías que mostrarían los campamentos en territorio venezolano, armas, camionetas de alta gama y hasta la avioneta de matrícula venezolana empleada por disidencias para transportarse y traficar cocaína. En el informe conocido por esta publicación, se evidencia que las autoridades colombianas lograron crear y armar una completa radiografía con pruebas físicas sobre las andanzas de disidentes como Iván Márquez y sus hombres a lo largo y ancho de los 2.219 kilómetros de la frontera colombo-venezolana, gracias a la colaboración de fuentes que, desde Venezuela, han cruzado el borde limítrofe para entregar sus testimonios.

Por su parte, gracias a la información recaudada a través de diferentes fuentes, las autoridades colombianas han logrado prácticamente acorralar a las disidencias de las FARC. Conocen que Márquez se encuentra en el estado Apure, en la pequeña ciudad de Elorza, de apenas 30.000 habitantes. Elorza se convirtió en su base de operaciones y en ese lugar se reúne con sus lugartenientes