Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Campo de exterminio de Auschwitz Birkenau. AP Photo/Markus Schreiber.
Campo de exterminio de Auschwitz Birkenau. AP Photo/Markus Schreiber. - Foto: AP

mundo

Se cumplen 76 años de la liberación del campo de concentración de Auschwitz

Por: Semana

En el campo ubicado en Polonia habrían fallecido al menos 1,1 millones de personas durante la Segunda Guerra Mundial.

Después de la invasión alemana a Polonia, que dio inicio a la Segunda Guerra Mundial, el ejército de Hitler construyó en 1940 el gran complejo de campos de concentración de Auschwitz, ubicado en el sur del país, en el que fueron asesinados más de 1,1 millones de personas, principalmente judíos.

Este 27 de enero se cumplen 76 años de la liberación de dicho campo de exterminio nazi por parte del Ejército Rojo de la Unión Soviética, que llegó ese día, pero de 1945, cuando ya estaba por terminar la guerra.

Campo de Auschwitz-Birkenau AP Photo/Markus Schreiber.
Campo de Auschwitz-Birkenau AP Photo/Markus Schreiber. - Foto: AP

La 332 división de infantería soviética llegó hasta la entrada del campo en el que aún se puede ver el famoso aviso de “Arbeit Macht Frei” (el trabajo os hará libres) y liberó a los 2.819 prisioneros que aún lograban sobrevivir, tras soportar terribles condiciones inhumanas, que posteriormente llevarían ante la justicia a muchos militares nazis en los juicios de Nuremberg.

La zona estaba compuesta por Auschwitz I (el campo original), Auschwitz II-Birkenau (campo de concentración y exterminio) y Auschwitz III-Monowitz (campo de trabajo), además de otros campos satélites, protegidos por guardias alemanes que lograron huir antes de la llegada del Ejército Rojo.

Al entrar a los campos, los soviéticos solo se encontraron con zapatos, ropa, suciedad y un olor insoportable, además de decenas de niños escondidos que gritaban “no somos judíos”, según testimonios históricos. En los libros de historia quedó consignado que el Ejército de Stalin encontró 370.000 trajes de hombre, 837.000 vestidos de mujer, 44.000 pares de zapatos y 7,7 toneladas de cabello humano, que correspondían, según calcularon en ese momento, a 140.000 personas.

“Estuve en Auschwitz. Vi todo con mis propios ojos. Te amo ahora aún más. Por favor, no pierdas la calma: esto no va a volver a pasar, mamá. Nosotros nos vamos a asegurar de ello”, escribió Vladimir Brylev, soldado del Ejército Rojo, en una carta a su madre citada por varios medios internacionales.

Desde ese momento, cada 27 de enero se celebra el Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto.

Cerca de 1,3 millones de personas se enviaron al campo

Registros históricos de la época señalan que cerca de 1,3 millones de personas fueron enviadas a los campos de concentración entre 1940 y 1945, año en el que terminó la guerra, luego de la derrota de los nazis.

De esos 1,3 millones, se calcula que al menos 1,1 millones de personas murieron en este lugar, según los datos del Museo Estadounidense Conmemorativo del Holocausto, que además indica que en todos los campos de concentración nazi habrían muerto aproximadamente 6 millones de personas, solo por ser judías; mientras que otros 11 millones de personas más murieron por ser parte de otras minorías.

El pensador judio, Primo Levi, quien fue prisionero en uno de los campos de Auschwitz, señaló que este lugar era “la industrialización de la muerte a una escala inimaginable”. La vida de estos seres humanos no tenía ningún valor, más allá del número asignado y lo único que se esperaba era “el baño” en las duchas, en las cuales se asesinaba a las personas con gas tóxico.

En este lugar también se hicieron experimentos genéticos, científicos y se practicó la eugenesia.

En estos campos de exterminio estuvieron recluidas varias personas reconocidas, como Ana Frank, Józef Cyrankiewicz (presidente de Polonia posteriormente), Władysław Bartoszewski, Erich Salomon, Irène Némirovsky, entre muchos otros.

Papa Francisco invita a recordar el Holocausto

Durante una audiencia general en la biblioteca del palacio apostólico, el Papa Francisco hizo un llamado a recordar el Holocausto, debido a que es una tragedia “que se puede volver a repetir”.

“Conmemoramos a las víctimas de la Shoah (Holocausto) y a todos los perseguidos y deportados por el régimen nazi”, señaló el máximo jerarca de la Iglesia Católica, quien agregó que “recordar es una expresión de humanidad, recordar es un signo de civilización, recordar es una condición para un futuro mejor de paz y fraternidad”.

Por ora parte, el argentino manifestó que “recordar también significa tener cuidado porque estas cosas pueden volver a ocurrir, empezando por propuestas ideológicas que quieren salvar a un pueblo y acaban destruyendo a un pueblo y a la humanidad”.