SEVERAS PENAS


Culminó el 22 de diciembre en Roma la primera parte del proceso de los acusados del secuestro y asesinato del líder democristiano Aldo Moro. El fiscal Nicolo Amato pidió cadena perpetua para 34 de los 62 imputados y penas de reclusión de 28 a tres años, para los restantes, con especiales consideraciones para los llamados extremistas "arrepentidos".