mundo

“Rápida y fácil de preparar”: China patenta polémica vacuna contra la covid-19

CanSino Biologics y el Instituto Científico Militar de China informaron que su vacuna es capaz de “producir una fuerte respuesta inmune celular y humoral en poco tiempo". Sin embargo, hay cuestionamientos porque fue usada sin completar la fase de pruebas.


La carrera por la vacuna contra la covid-19 ha tenido una novedad luego de que se conociera que China aprobó la primera patente de su producto, que sus creadores califican como “rápida y fácil de preparar”.

Esta vacuna, desarrollada por el Instituto Científico Militar y la compañía biofarmacéutica china CanSino Biologics, ha causado polémica entre la comunidad científica porque se empezó a utilizar sin haber completado la fase 3 de pruebas.

De acuerdo con la prensa local, la vacuna puede "ser producida en masa en poco tiempo" lo que facilitaría su implementación masiva.

En su fórmula, la Ad5-nCoV se basa en un adenovirus del resfriado que puede “inducir al cuerpo a producir una fuerte respuesta inmune celular y humoral en poco tiempo”, de acuerdo con la información del medio chino Southern Metropolis.

La Oficina Estatal China de Propiedad Intelectual (Sipo) informó que la vacuna se encuentra en la tercera fase de pruebas, después de haber demostrado resultados positivos en los ensayos de la segunda fase en los que, según publicó en la revista médica británica "The Lancet", demostró ser una vacuna segura, capaz de inducir una respuesta inmune contra la covid-19.

En el estudio, publicado en julio por "The Lancet", se explicó que la patente se probó en 508 personas con resultados positivos, pero se resaltó que era necesario resalizar más ensayos en humanos en la fase tres, para confirmar si la vacuna es realmente efectiva en el tiempo y detectar los posibles efectos secundarios que pueda generar.

Medios chinos habían anunciado en junio que una vacuna contra el coronavirus, desarrollada por CanSino Biologics, se estaba utilizando para inmunizar a miembros del  Ejército del país asiático, lo que la convirtió en la primera en ser aprobada para el uso en personas, aunque en una población limitada.

Sin embargo, científicos plantearon preocupaciones éticas porque la vacuna aún no había comenzado sus etapas finales de prueba. Otras dos compañías chinas, Sinovac y Sinopharm, han lanzado pruebas finales de la fase tres en Brasil y Emiratos Árabes Unidos, respectivamente.

China, donde se originó el virus, ha controlado en gran medida su brote y, por lo tanto, ha tenido que recurrir a otros países para probar sus vacunas.

Los ensayos en Brasil y Emiratos Árabes Unidos serán observados particularmente de cerca, dado el nutrido historial de escándalos sanitarios en China.

En 2018, más de 200.000 niños recibieron una vacuna defectuosa contra la difteria, el tétanos y la tos ferina (DPT), lo que causó parálisis en algunos casos.

El anuncio de China se produce una semana después de que Rusia diera a conocer que registró su vacuna Sputnik V, la primera del mundo, y ya produjo su primer lote del producto.

*Con información de la AFP.