Home

Mundo

Artículo

Investigación determinó que accidente del vuelo de EgyAir en 2016 se ocasionó por un incendio derivado de un cigarrillo prendido en cabina.
Investigación determinó que accidente del vuelo de EgyAir en 2016 se ocasionó por un incendio derivado de un cigarrillo prendido en cabina. - Foto: Getty Images

tragedia

Vicio mortal: descubren que accidente aéreo en 2016 fue causado por un piloto que prendió un cigarrillo

El accidente ocurrido en el Mediterráneo, en un vuelo de la compañía EgyAir, dejó 66 víctimas mortales.

Años después de un mortal accidente aéreo ocurrido en inmediaciones del Méditarraneo, donde un incendio provocó la caída de una aeronave de la empresa EgyAir, dejando un saldo mortal de 66 pasajeros fallecidos, la investigación del accidente dio sus primeras luces para esclarecer las verdaderas causas que ocasionaron el fatídico hecho en 2016.

De acuerdo con la investigación, adelantada por un equipo pericial, y contenida en un folio de 134 páginas citado por el diario italiano Corriere della Sera, y conocidos por estados judiciales europeos, la razón por la que se habría iniciado la conflagración mortal que desencadenó en que el avión se estrellara fue, al parecer, el resultado de dos hechos lamentablemente coincidentes, ocurridos en la cabina de la aeronave.

El primero de los factores, según se detalla en el informe, está relacionado con la aparente fuga de oxígeno en la mascarilla del copiloto de la aeronave, situación que se sumó a la generación de una llama de fuego, derivada, según la investigación, de un intento de las personas en cabina, sin especificar si fue el piloto o el copiloto, por prender un cigarrillo; situación que derivó en el avivamiento de la llama que finalmente dio el inicio al incendio.

El vuelo siniestrado correspondía al MS804 de la aerolínea EgyAir, el cual fue reportado como desaparecido el día 19 de mayo de 2016, cuando cubría la ruta El Cairo-París.

En aquel siniestro aéreo murió la totalidad de los pasajeros y tripulantes a bordo del avión.

En su momento, según el parte entregado por las autoridades competentes, más precisamente el ministro de Aviación de Egipto, la causa del accidente se había atribuido a un aparente ‘ataque terrorista’. No obstante, un informe de las autoridades francesas, en el que se daba cuenta de ‘reportes automáticos’ enviados por el avión sobre la presencia de fuego, plantaban la duda sobre las razones que realmente habían llevado a la ocurrencia del lamentable accidente.

Tras la revelación de este nuevo informe pericial, contrastado con los reportes de las cajas negras del avión halladas, en las que se daba cuenta de la presencia de fuego en cabina antes de que se perdiera el control de la aeronave, se dio razón a la versión entregada en su momento por las autoridades francesas, terminando de desestimar los señalamientos sobre las causas ‘terroristas’ advertidas por el Gobierno de Egipto.

Tragedia en India

Durante las recientes jornadas, autoridades indias informaron sobre la lamentable muerte de un grupo de once personas, entre las que se contaban tres menores de edad, quienes murieron electrocutados durante su participación en una ‘procesión’ propia de la cultura hindú.

Las razones de la descarga eléctrica, que terminó por causar la muerte a esta casi docena de personas, es que la carroza a la que se encontraban próximos chocó con un cable de alta tensión, según el reporte policial.

Otro de los errores presentados en dicha emergencia fue que, ante el incendio derivado del impacto de la carroza y el cable de alta tensión, en un claro desconocimiento de parte de la comunidad, intentaron contener las llamas, empleando agua, lo que generó que el riesgo se maximizara.

Según precisan medios internacionales, esta tragedia tuvo lugar en la localidad de Thanjavur, en el estado de Tamil Nadu, y las víctimas, electrocutadas, formaban parte de la carroza afectada.

La procesión en la que ocurrieron los hechos es parte de una tradición religiosa que se repite cada año y que tiene sus orígenes hace cerca de un siglo.

Según la Policía local, en declaraciones recogidas por medios internacionales, otro de los errores es que, a diferencia de años anteriores, no se habían tomado medidas especiales para evitar que las carrosas chocaran con los cables de alta tensión. En el reporte de las autoridades se afirma que en ocasiones anteriores, dicha situación se había previsto cortando el cable de suministro eléctrico.

*Con información de AFP.