Tendencias
Foto de referencia sobre virus del simio
Imagen de referencia. Las autoridades sanitarias identificaron, recientemente, casos sospechosos en África. - Foto: Getty Images/iStockphoto

mundo

Virus de Marburgo: ¿cuáles son los síntomas de esta enfermedad detectada en África?

Las autoridades sanitarias identificaron casos sospechosos en Ghana.

La emergencia sanitaria en el mundo a raíz del nuevo coronavirus sigue vigente. Adicionalmente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) encendió las alarmas a causa de los brotes de viruela del mono en varios países del mundo. Ahora, aparece una nueva preocupación frente al virus de Marburgo.

La OMS informó que se identificaron casos sospechosos de personas contagiadas con el virus de Marburgo en Ghana. Según precisó la organización, dos pacientes infectados fallecieron en la región sur de Ashanti; sin embargo, no se recopiló evidencia que demostrara un vínculo entre ambas, por lo que surgieron sospechas sobre una posible propagación entre la ciudadanía.

En Tanzania, también en el continente africano, las autoridades enviaron un equipo de médicos al sudeste del país para investigar la muerte de tres personas como consecuencia de una rara enfermedad.

“El gobierno formó un equipo de profesionales que todavía investigan esta enfermedad desconocida”, afirmó Aifello Sichalwe, el médico jefe del gobierno, en un comunicado. Además, instó a los habitantes a mantener la calma.

En total, se detectaron casos en 13 pacientes, tres de los cuales murieron. Lo curioso de este caso es que, según aseguró Sichalwe, los pacientes dieron negativo al ébola, al virus de Marburgo y a la covid-19. Además, uno de ellos se curó, mientras que los demás permanecen aislados.

No obstante, los fallecidos en Ghana activaron las alarmas ante el riesgo de una eventual propagación del virus de Marburgo, ¿pero por qué la preocupación?

¿Qué es el virus de Marburgo?

De acuerdo con información de la Organización Mundial de la Salud (OMS), “la letalidad de la enfermedad por el virus de Marburgo (EVM), que causa el virus que lleva este nombre, es de hasta el 88 %, pero podría ser mucho menor si se atendiera debidamente a los pacientes”.

La OMS, además, reseña que la enfermedad por el virus de Marburgo se identificó por vez primera en 1967, tras registrarse simultáneamente brotes en Marburgo y Frankfurt (Alemania) y en Belgrado (Serbia).

Los virus de Marburgo y del Ébola son distintos, sin embargo, ambos pertenecen a la familia Filoviridae y ocasionan enfermedades con características clínicas similares.

Sobre la transmisión en humanos del virus, la OMS explica que, inicialmente, la infección se debe a la estancia prolongada en minas o cuevas habitadas por colonias de murciélagos Rousettus. “La transmisión entre personas ocurre por contacto directo de la piel lesionada o las mucosas con sangre, secreciones, órganos u otros líquidos corporales de personas infectadas, así como con superficies y materiales contaminados con dichos líquidos, como ropa personal o de cama”, detalla la organización.

Con respecto a la relación con la especie de murciélagos mencionada, la OMS reseña que, en 2008, se notificaron dos casos independientes de EVM en viajeros que habían visitado una cueva habitada por colonias de murciélagos Rousettus en Uganda.

No obstante, los primeros brotes en la década de los sesenta se asociaron al trabajo en laboratorios con monos verdes africanos (Cercopithecus aethiops) importados de Uganda. “Posteriormente, se han notificado brotes y casos esporádicos en Angola, Kenya, la República Democrática del Congo, Sudáfrica (en una persona que había viajado recientemente a Zimbabwe) y Uganda”, agrega la autoridad sanitaria.

La OMS declaró el final de la segunda epidemia de Ébola en Guinea
Tanto el virus de Marburgo como el virus del Ébola -aunque son distintos- pertenecen a la familia Filoviridae y ocasionan enfermedades con características clínicas similares. - Foto: AFP

Síntomas de la enfermedad

La OMS precisa que el periodo de incubación, es decir, el intervalo entre la infección y la aparición de los síntomas, oscila entre dos y 21 días.

Frente a los síntomas iniciales, la enfermedad incluye:

  • Fiebre elevada.
  • Cefalea intensa.
  • Malestar general.
  • Frecuentes dolores musculares.

Al tercer día después de que han iniciado los síntomas, pueden aparecer diarrea acuosa intensa, dolor y cólicos abdominales, náuseas y vómitos.

La diarrea puede persistir una semana. En esta fase se ha descrito que los pacientes presentan ‘aspecto de fantasma’ debido al hundimiento de los ojos, la inexpresividad facial y el letargo extremo”, expone la OMS.

De hecho, referencia que, en el brote europeo registrado en 1967, la mayoría de los pacientes presentaron una erupción cutánea no pruriginosa de dos a siete días después del inicio de los síntomas.

Un importante porcentaje de los pacientes presenta manifestaciones hemorrágicas graves a los cinco o siete días. Sobre los casos mortales, estos suelen presentar alguna forma de hemorragia -a menudo- en varios órganos.