Excentricidades chavistas

Mientras la crisis venezolana aún no encuentra solución, nuevas excentricidades del presidente Hugo Chávez son reveladas


Mientras la crisis venezolana aún no encuentra solución, nuevas excentricidades del presidente Hugo Chávez son reveladas cada día. De acuerdo con personas que solían ser cercanas al gobierno, Chávez duerme sólo cuatro horas al día e invierte la mitad de su tiempo con el doctor Chang, un chino que se ha convertido en su acupunturista personal y lo acompaña a casi todas partes. Otra de sus rutinas favoritas, aparte de conversar con su amigo Fidel Castro, es consultar a sus babalaos, una especie de brujos cubanos que manda traer desde La Habana.