política

“Amnistía de las FARC”: Paloma Valencia cuestiona a Humberto de la Calle y Sergio Jaramillo

La senadora les reclamó a los exnegociadores del Acuerdo de La Habana argumentando que mientras refutan la propuesta de amnistía general del expresidente Uribe, ellos le habrían dado una amnistía especial a los excombatientes de las FARC.


No paran de generar reacciones la propuesta de una amnistía general del expresidente Álvaro Uribe.

La senadora Paloma Valencia cuestionó a Humberto de la Calle y a Sergio Jaramillo, exnegociadores del Acuerdo de La Habana, por supuestamente haber hecho una amnistía especial con las FARC. Esto luego de que Jaramillo y De la Calle enviaran una carta diciendo que no estaban de acuerdo con la propuesta del expresidente.

“Durante la negociación de La Habana no hablaron de amnistía general. Hablaron de amnistía para las FARC”, dijo Valencia.

En una serie de trinos, la senadora uribista explicó por qué para ella el Acuerdo de La Habana les dio garantías a los excombatientes al tiempo que se habrían perdonado delitos de lesa humanidad.

“A Jaramillo y De la Calle: hablan del horror de la impunidad, pero no dicen nada sobre cómo engañaron a los colombianos. Dijeron que los responsables de crímenes de lesa humanidad no estarían en el Congreso y ahí están. Con curules regaladas que también negaron”, afirmó la senadora.

“Nada dicen de que el jefe negociador sea hoy comandante de un grupo terrorista que asesina líderes sociales y desmovilizados. Silencio guardan sobre (Jesús) ‘Santrich’ y su fuga, y su vinculación al narcotráfico”, señaló Valencia.

La congresista criticó que en medio del Acuerdo de La Habana se haya pactado que delitos como el narcotráfico hayan sido considerados conexos al delito político, además de otros crímenes de lesa humanidad como el secuestro con fines económicos o la voladura de pueblos. Sobre este tema, Valencia dijo que impulsará un proyecto en el Congreso para eliminar el delito político de la Constitución.

Otro de los puntos que criticó la senadora uribista es que en ese Acuerdo de Paz se habrían puesto trabas para la lucha contra el narcotráfico. Por ejemplo, señaló que se marcó un precedente para prohibir la aspersión aérea con glifosato o la erradicación forzada.

“¿Cuál es su reflexión sobre la proliferación de coca por cuenta del Acuerdo? (...) ¿No se sienten responsables del crecimiento de grupos ilegales y toda esa violencia?”, se preguntó la congresista.

Criticó que en medio de las negociaciones se haya dejado por fuera el tema de los menores reclutados en el conflicto, y que poco se haya mencionado el tema de los delitos sexuales o los abortos que hayan podido cometer los excombatientes.

“No parecen entender que la impunidad de unos crímenes –que ellos concedieron– genera graves problemas de legitimidad en la aplicación de la ley para otros. ¿Por qué castigar el hurto y no el homicidio?”, cuestionó Valencia.

También resaltó, al igual que el expresidente Uribe, que habría una desigualdad en las condenas y en la justicia en el país. Dice que mientras unos colombianos pierden sus derechos políticos por cometer delitos, muchas veces menores, los excombatientes participan activamente en política.

“El Acuerdo de La Habana fue el primero en irrespetar el marco jurídico para la paz. Insisten en la falsedad de que justicia es investigar, juzgar y condenar. Elimina la reflexión sobre la sanción efectiva y proporcional, esencial para la justicia”, dijo la congresista del Centro Democrático. Una vez más recriminó que se habrían desconocido los resultados del plebiscito en el que ganó el ‘no’.

Valencia se suma a las críticas que ya había hecho hace unas horas María Fernanda Cabal, también del Centro Democrático. Cabal afirmó que De la Calle y Jaramillo tendrían “temor” ante la propuesta del expresidente Uribe de una amnistía general, según ella, porque perderían el control.

La congresista cuestionó a las instituciones surgidas de ese Acuerdo de Paz, como la JEP y la Comisión de la Verdad. ”Desconocen a las víctimas para darles protagonismo a las FARC y lavar sus crímenes, pues no pagarán un día de cárcel. Jaramillo y De la Calle no quieren una paz general, sino el control de la memoria y la verdad”, aseguró Cabal sobre la carta.