nación

“Aquí el experto en fugas es otro”: Diego Cadena le responde a Iván Cepeda

El exabogado del expresidente Uribe quedó en libertad este miércoles por vencimiento de términos.


La jueza 36 de control de garantías decidió este miércoles que el abogado Diego Cadena, exapoderado del expresidente Álvaro Uribe, se defienda en libertad, mientras afronta su juicio por presuntamente haber incurrido en manipulación de testigos en favor del exmandatario.

Tras conocerse la decisión, el senador Iván Cepeda afirmó que esta no obedece a “ninguna absolución judicial” y dijo que espera que Cadena no se fugue. “La libertad que se decreta sobre Diego Cadena, por parte de una juez, no obedece a una absolución judicial, el juicio como proceso continúa y él debe rendir cuentas. Esto obedece a una cuestión de expiración de términos judiciales y no a ninguna absolución judicial de fondo ni nada por el estilo. Acatamos la decisión, esperando que no emprenda la fuga. Insisto, el juicio contra él continúa”, afirmó.

Cadena respondió el trino del senador asegurando que “siempre” ha respondido a los requerimientos de la justicia y le lanzó una pulla: “Senador Iván Cepeda, siempre le di la cara a la justicia. Aquí el experto en fugas es otro. Para la muestra un botón, o un terrorista, si lo prefiere. Por cierto, ¿dónde están Deyanira y el primo de Vélez?”.

El abogado acompañó la respuesta con una fotografía en la que aparece Cepeda junto a alias Jesús Santrich, excabecilla de las Farc y quien fue abatido en Venezuela en mayo pasado. La imagen fue captada en mayo de 2019, cuando Santrich fue dejado en libertad por la Corte Suprema de Justicia. Meses más tarde, el exmiembro del equipo negociador de las Farc en los diálogos de paz de La Habana se fugó para conformar la denominada Segunda Marquetalia junto a Iván Márquez y otros excabecillas de la guerrilla.

El abogado de Cadena, Iván Cancino, también le respondió en Twitter a Cepeda: ¡Tranquilo, senador, que la absolución también vendrá! ¡Llegará sin duda alguna! Usted inició un camino cuya meta no es esta libertad, justa por demás, sino la absolución de Diego Cadena”.

La audiencia en la que se decidió la libertad

La audiencia, que estaba aplazada por solicitud de la Fiscalía, finalmente se agendó en los juzgados de Paloquemao y en la tarde de este miércoles la defensa formalizó su petición –libertad por vencimiento de términos– tras considerar que pasaron los meses y no arrancó el juicio por la presunta manipulación de testigos en el proceso que también tiene en líos judiciales al expresidente Álvaro Uribe.

Se trata de una solicitud que expuso la abogada Laura Camila Toro, como defensora de Diego Cadena, tras la medida de aseguramiento que hace un año se libró en contra de su cliente, la misma que solicitó la Fiscalía ante los jueces al insistir en que los argumentos para la medida restrictiva de la libertad se mantienen; incluso —advirtió el ente acusador— se necesitaría un año más.

La defensa de Diego Cadena advirtió que en repetidas oportunidades le ha pedido a la Fiscalía completar el traslado de las pruebas que tienen en contra de su cliente y así preparar de manera adecuada la defensa de cara al juicio que ya tiene varias fechas para realizarse.

Hace varias semanas una juez negó la solicitud de libertad por vencimiento de términos e hizo un recorrido por los escenarios temporales para confirmar o desvirtuar los argumentos de la defensa de Diego Cadena.

Esta aseguró que el juez, en ese momento, fue incoherente en sus argumentos, porque mientras dice que no se han vencido los términos de la primera medida de aseguramiento, admite la prórroga que solicitó la Fiscalía. En esta nueva oportunidad, la abogada Toro rechazó que se trate de maniobras dilatorias e insistió en que han pasado 381 días sin que inicie el juicio, por lo que procede la libertad por vencimiento de términos.

La Procuraduría acompañó la petición de la defensa tras advertir que, efectivamente, se cumplieron los términos máximos permitidos por la ley para mantener a una persona privada de la libertad. Además, aseguró que no se le pueden atribuir a la defensa los escenarios de aplazamiento en un proceso que se encuentra en juicio y, menos, acusar de maniobras dilatorias.

Noticias relacionadas