nación

Asesinan a Rodrigo Salazar, gobernador indígena del pueblo awá en Nariño

La Onic confirmó el crimen del indígena, que ocurrió en el corregimiento de Llorente.


Son pocos los detalles que se conocen del asesinato del líder y gobernador suplente del resguardo Piguambí Palangala, Rodrigo Salazar. El crimen fue denunciado por el pueblo awá hace menos de una hora y todavía están por esclarecerse las circunstancias del hecho.

Según lo manifestado por la Organización Nacional Indígena de Colombia, el hombre fue asesinado por desconocidos en el corregimiento de Llorente, departamento de Nariño. La Policía confirmó que unidades investigativas se dirigen a la zona para establecer qué fue lo que ocurrió. "El exterminio de los pueblos indígenas es sistemático. ¿Hasta cuándo el silencio de Iván Duque?", escribió la Onic en un trino.

La Fundación Desarrollo y Paz (Fundepaz) señaló que en este 2020 han sido asesinados nueve líderes sociales en Nariño, mientras que Indepaz relata en su registro que han sido siete. A pesar de la diferencia de cifras, ambas organizaciones resaltan que al menos cinco de los asesinados pertenecían a comunidades indígenas en este departamento.

La Procuraduría General rechazó el crimen vía Twitter, donde expresó que supo del asesinato de Salazar durante la audiencia ‘Diálogo por el Pacífico’, convocada por una agenda de derechos de las comunidades y pueblos étnicos de la región.

Este hecho fue denunciado horas después de que el Gobierno nacional diera a conocer las cifras del segundo informe de homicidios contra líderes sociales y defensores de Derechos Humanos. El documento que registra los casos de enero a junio 30 de 2020 dice que solo 37 líderes han sido asesinados durante este periodo y que hay otros 49 homicidios en proceso de esclarecimiento. Cifras muy inferiores a las denunciadas por diferentes organismos sociales en Colombia que detallan el flagelo al que están sometidas aquellas personas que ejercen algún tipo de liderazgo en el país.
Arauca, Norte de Santander, Córdoba, Cesar, Bolívar, Chocó, Antioquia, Valle del Cauca y Nariño, entre otros, son los departamentos donde hay más probabilidad de que un líder sufra afectaciones (amenazas, secuestros, asesinatos) por hacer su labor en favor de la comunidad.