nación

Atención: el famoso músico Oliver Taylor Hawkins murió por sobredosis de heroína y otras drogas

La Fiscalía y Medicina Legal descartaron homicidio o cualquier tipo de violencia.


Las autoridades le confirmaron a SEMANA que el famoso baterista de Foo Fighters Oliver Taylor Hawkins murió por sobredosis de heroína mezclada con antidepresivos y benzodiazepina.

Los exámenes forenses realizados al cadáver también dieron positivo por marihuana. En total le fueron halladas trazas de por lo menos 10 sustancias psicoactivas.

El cuerpo, que fue hallado sin vida este viernes, no tenía signos de violencia, por tanto la Fiscalía y Medicina Legal descartaron que se haya tratado de un homicidio o de cualquier causa violenta.

SEMANA conoció que los médicos forenses se impactaron por el tamaño del corazón del baterista: pesaba al menos 600 gramos. Aseguran los investigadores que el órgano colapsó ante el coctel de estupefacientes que le encontraron en la sangre. El deceso se produjo de inmediato.

Este viernes, a las afueras del hotel en donde fue hallado el cuerpo sin vida del ícono musical, decenas de fanáticos se agolparon incrédulos. Oliver Taylor Hawkins parecía inmortal. Estuvo por más de dos décadas en la agrupación Foo Fighters y aunque tuvo paso por el cine, la batería era su gran pasión. Sus referencias, según se supo, fueron Stewart Copeland, de The Police, y Roger Taylor, de Queen. También seguía a otras bandas como Jane’s Adiction, Led Zeppelin, Guns N’ Roses y Pink Floyd.

La noticia de la sobredosis de la que fue víctima el artista ya la había anticipado SEMANA tras tener acceso a un informe reservado de lo que habrían hallado las autoridades en la escena de los hechos: “Señala haber observado dentro de la habitación rastros de una sustancia similar a la cocaína”, se lee en ese informe.

“Teniendo en cuenta que no se observan signos de violencia, preliminarmente se plantea como hipótesis de la muerte una sobredosis; a la espera de dictamen técnico científico”, añadía un aparte de dicho informe preliminar. Taylor Hawkins había viajado a la capital para participar y cerrar el Festival Estéreo Picnic.

Por eso, a esa hora, en una de las pantallas del escenario, la organización del evento señaló que Foo Fighters no se presentaría y había cancelado el resto de la gira. “Con el corazón roto estamos acá para comunicarles una noticia tristísima. Debido a una situación médica de mucha gravedad, Foo Fighters no podrá presentarse esta noche y ha cancelado el resto de la gira sudamericana. El festival sigue en pie. Hemos retrasado 20 minutos el inicio de Black Pumas y pronto comunicaremos los horarios del resto de la noche. Lamentamos profundamente esta situación”, señaló en ese momento.

Minutos más tarde, en las redes sociales de Foo Fighters se publicó un breve comunicado informando sobre la muerte del artista. “La familia Foo Fighters está devastada por la trágica y prematura pérdida de nuestra querido Taylor Hawkins. Su espíritu musical y su risa contagiosa vivirán con todos nosotros para siempre”, señaló la agrupación en el mensaje.