justicia

Baja condena disciplinaria: Gustavo Moreno podrá volver a litigar en tres años

El Consejo Seccional de la Judicatura encontró responsable al abogado extraditado. Por su colaboración en la justicia, recuperará su tarjeta profesional pronto.


Si en la justicia penal el abogado Gustavo Moreno la había sacado barata, en la disciplinaria le fue mejor. El Consejo Seccional de la Judicatura acaba de suspenderle su tarjeta profesional por tres años en el marco de una decena de hechos de corrupción que admitió ante la justicia penal. Por su colaboración con la justicia, la Judicatura consideró una atenuación de la sanción, por lo cual en un abrir y cerrar de ojos, el abogado podrá volver al litigio.  

La Judicatura tuvo en cuenta su confesión sobre los siguientes casos relevantes: 1.) Álvaro Antonio Ashton Giraldo 2.) Musa Abraham Besaile Fayad 3.) Julio Alberto Manzur Abdalá 4.) Nilton Córdoba Manyoma 5.) Argenis Velásquez Ramírez 6.) Eugenio Gallardo Archbold 7.) Juan Carlos Abadía Campo 8.) Lucas Gnecco Cerchar 9.) Óscar Arboleda Palacio 10.) Alberto Velásquez Echeverry. Un caso adicional, el del exalcalde Franklin Germán Chaparro, se decretó la prescripción de la acción penal.

La decisión incluye un estudio sobre cada uno de los casos señalados, varios de los cuales no han tenido ningún movimiento en la justicia ordinaria. La Judicatura hace énfasis en que Moreno actuó de manera proactiva, asesorando y patrocinando las actividades de Alberto Velásquez Echeverry (exsecretario jurídico de Presidencia) junto con un grupo de personas ante la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia, dentro de un proceso judicial, y actuando en su calidad de abogado. "Actuó a sabiendas de que esa conducta no solamente podría constituir un delito, sino también la falta disciplinaria".

En contexto: 

En el caso del exsenador Martín Emilio Morales, la Sala Seccional indicó: "Fue expresa la confesión de esos hechos, manifestado y ratificado de puño y letra, no solamente son los casos del principio de oportunidad, sino puntualmente, los reconocidos en sus declaraciones ante la Corte Suprema de Justicia y ante la comisión, y siendo esta una de esas, se entendería por aceptado este caso". 

Luego de tramitarse el recurso de impugnación, el exfiscal Gustavo Moreno fue el primer aforado en Colombia en tener una sentencia en firme. La Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia dio un debate judicial que terminó en un fuerte jalón de orejas a Moreno y en la tasación de cuatro años y 10 meses de prisión que tendrá que pagar a su regreso al país. La Corte Suprema le consideró la aceptación de cargos y le aplicó el máximo descuento permitido, del 50 por ciento sobre los dos delitos.

Se calcula que Moreno terminará de pagar su pena en Estados Unidos en octubre del año entrante y regresaría al país.