judicial

Cae peligroso miembro del ELN que se hacia pasar por menor de edad para burlarse de las autoridades

Alias Jhonfer o Juan, cómo se hacía llamar, ya había estado detenido en el año 2018, pero por su aparecía física logró escapar de las autoridades. A pesar de que tenía 22 años, decía ser un adolescente, y en lugar de castigarlo le restablecían sus derechos. Era el plan perfecto de fuga, pero ya no le funcionó y en las últimas horas fue capturado. Esta es la historia.


En la ruta que conduce de Pereira (Risaralda) a Tadó (Chocó) los comerciantes y transportadores de la zona vivían con miedo. Un hombre que se hace llamar Jhonfer o Juan –su nombre real es Juan Sebastián Perea Mosquera– y forma parte del ELN, los extorsionaba, pidiéndoles en promedio 60 millones de pesos para dejarlos pasar la mercancía y dejarlos trabajar, o de lo contrario amenazaba con quemarles los vehículos. Y lo cumplía. Por eso el régimen de terror que logró implementar en el Eje Cafetero.

Durante dos años seguidos los investigadores estuvieron tras la pista a alias Jhonfer, le interceptaron varias llamadas en la que se escucha explícitamente cómo extorsionaba a los comerciantes, también empresas transportadoras de servicio público y los mineros de la zona.

En las pruebas que recopilaron los investigadores de la Dirección de Investigación Criminal e Interpol de la Policía Nacional (DIJIN) encontraron suficiente evidencia donde él no solo hace exigencias de dinero por medio de amenazas de actos terroristas en contra de sus vidas y bienes, sino que, además, cobra una especie de “comisión por el gramaje en la producción de pasta base de coca a los dueños de cultivos ilícitos de la región.

Jhonfer llevaba más de cinco años al servicio del ELN. Siempre fue un hombre de confianza para los cabecillas. Él tenía la responsabilidad de tener con vida y evitar la captura de Sebastián o Alacrán, cabecilla del Frente Cacique Calarcá del ELN, con injerencia criminal en los departamentos de Chocó y Risaralda.

Hace casi tres años, en 2018, las autoridades realizaron una operación en contra del grupo criminal, alias Jhonfer fue capturado, pero para ese momento fue más astuto que sus captores. “Se habría hecho pasar como menor de edad aprovechando sus características físicas, por lo que le fueron reestablecidos sus derechos como adolescente y fue dejado en libertad; para esta fecha el capturado ya contaba con 22 años de edad”, dice el comunicado sobre la razón por la que este criminal quedó libre cuando ya lo tenían en sus manos.

Pero, de nuevo, lo lograron ubicar e identificar. Jhonfer, de niño e inocente, no tiene nada, como lo demuestra una de una de las llamadas conseguidas en medio de la labor de inteligencia, que reposa en la Fiscalía como prueba y que será presentadas ante un juez.

Alias Jhonfer: Son 60 millones. Ojalá fuera eso para mañana, hermano. Dígale que o, si no, vamos a seguir quemando, y a la próxima salimos y quemamos un carro.

Víctima: Yo paso la información tal cual usted me la está dando.

En otra de las conversaciones se escucha cómo le pide altas sumas de dinero a un comerciante que tiene secuestrado:

Alias Jhonfer: Deme 50 para hoy para que ustedes se vayan hoy mismo.

Secuestrado: Hágale pues, yo le agradezco”

Alias Jhonfer: Que se consiga esos 50 para hoy y ya pasarle un número para recibir.

Sin embargo, este lunes, la Policía Nacional en coordinación con el Ejército Nacional y la Fiscalía General de la Nación, capturó a alias Jhonfer, catalogado como el tercer cabecilla del Frente Cacique Calarcá del ELN. Jhonfer, quien ya tiene 25 años de edad, fue interceptado en el Alto de la Línea, mientras se transportaba en un bus de servicio público rumbo a Bogotá, por investigadores del Grupo de Antiterrorismo de la DIJIN, mediante una orden de captura que figuraba a su nombre por los delitos de rebelión agravada, concierto para delinquir con fines de terrorismo y extorsión, terrorismo en concurso homogéneo y sucesivo con secuestro extorsivo agravado y daño en bien ajeno.

A él lo relacionan con varios actos terroristas, entre ellos: la quema de varios buses de transporte público sobre el eje vial que conduce de Quibdó a la ciudad de Pereira, a la altura del municipio de Tadó (Chocó), hechos ocurridos entre enero y febrero de este año en los lugares conocidos como Playa de Oro y El Tabor, allí varios integrantes armados del ELN bajo su mando, interceptaron los vehículos y violentamente bajaron a los pasajeros para después disparar contra los buses y acto seguido incinerarlos.

Jhonfer, aceptó los cargos y el juez de control de garantías le impuso medida de aseguramiento en el centro carcelario y penitenciario de alta y mediana seguridad de La Dorada (Caldas). Todo se dio en medio de la audiencia virtual, llevada a cabo en la ciudad de Pereira, donde se le imputaron los delitos de terrorismo, concierto para delinquir agravado, daño en bien ajeno y rebelión agravada.