nación

En Cartagena, capturan a hombre señalado de quemar a su esposa

Se trata de Mauricio Pedroza, quien fue denunciado de haber quemado a Katya Pérez Bello, de 38 años, quien finalmente falleció el martes en una clínica de Barranquilla.


Katya Pérez Bello, de 38 años, murió el pasado martes luego de siete días de lucha por su vida en una clínica de Barranquilla, hasta donde llegó para ser atendida por las quemaduras que habrían sido causadas por su compañero sentimental. El hombre, identificado como Mauricio Fidel Pedroza Cortecero, de 28 años, fue capturado en el barrio Olaya, en Cartagena.

Pedroza, al parecer, atacó a la mujer en la casa que la pareja compartía con los tres hijos de Katya en el barrio Villas de Aranjuez, en la capital de Bolívar, porque no aceptó que esta terminara la relación que tenían desde hacía tres años. 

El hijo mayor de Katya, Nelder Eljach Pérez, contó que la pelea de la pareja comenzó alrededor de las 3 y 30 de la tarde del 4 de agosto, porque cuando Mauricio llegó de su trabajo en la zona industrial de Mamonal, Katya le insistió en la decisión de dejarlo en represalia a sus continuos engaños con otras mujeres.

“Él le dijo que si seguía discutiendo le iba a hacer algo con un cuchillo. Luego se retractó. Sin embargo, más tarde la amenazó con prenderle fuego. Entonces fue cuando ocurrió lo peor. Mauricio tomó una botella de alcohol y se la echó, enseguida prendió un fósforo y se lo lanzó. Ella quedó envuelta en llamas”, contó el hijo de la mujer en declaraciones al periódico "El Universal".

El agresor primero dijo que las quemaduras de la mujer habían sido a causa de un accidente, pero la víctima contó lo que había ocurrido cuando fue trasladada a la Clínica Madre Bernardo. Ante el testimonio entregado a médicos y policías, su compañero se entregó a las autoridades, pero al no haber sido capturado en flagrancia tuvo que ser dejado en libertad en primera instancia.

Aunque Katya, según su hijo, siempre estuvo consciente, tuvo que ser trasladada a la Clínica Reina Catalina de Barranquilla debido a las complicaciones de las quemaduras que tenía en el 45 por ciento de su cuerpo. Finalmente, falleció en la capital del Atlántico el martes a causa de un paro cardiaco.