Tendencias
El Gato fue capturado en Tampa, Florida
El Gato fue capturado en Tampa, Florida - Foto: Cortesía

abuso sexual

Capturan en Estados Unidos a El Gato, presunto proxeneta que habría abusado de varios niños en Colombia

Se trata de Hugo Espinosa Chávez, oriundo de Cali, pero con doble nacionalidad.

Luego de varios días de seguimientos y labores de inteligencia en las que participaron la Policía Nacional de Colombia y la Fiscalía de Estados Unidos, fue capturado el ciudadano colombo-estadounidense Hugo Espinosa Chávez, conocido como alias El Gato, quien es acusado de abuso sexual infantil, así como de distribuir material pornográfico a través de redes sociales.

A Chávez se le sindica de manipular a varios menores de edad en Colombia para luego vender ese material gráfico en Estados Unidos, específicamente en Tampa, Florida, lugar donde fue capturado.

El hombre, oriundo de Cali, podría presentar una pena de cadena perpetua en Estados Unidos. Este sábado fue presentado en la imputación de cargos, donde se les dio validez a su captura y a los delitos por los cuales fue privado de la libertad.

Los delitos imputados, según la Fiscalía de Estados Unidos, son “producción y posesión de materiales sobre abuso sexual infantil, así como viajes al extranjero para participar en conducta sexual ilícita con un menor”.

Por su parte, el director de la Policía de Colombia, el general Jorge Luis Vargas, indicó que El Gato ofrecía 100 mil pesos a sus víctimas a cambio de que se dejaran filmar o le enviaran material pornográfico. “Con estas entidades internacionales tenemos un programa de investigación contra perpetradores de hechos sexuales contra niños y adolescentes; por esta razón se pudo localizar y detener a esta persona para que pague por el daño que hizo. Ha sido uno de los trabajos más importantes por la información que se encontró en Estados Unidos en contra del capturado”, informó el alto oficial.

Chávez no solo enfrenta un proceso ante la Fiscalía del gigante sudamericano y la Policía de su país natal, sino que su caso fue adscrito al Proyecto Niñez Segura, del Departamento de Justicia de los Estados Unidos. “Espinosa empleó, usó, persuadió, indujo, sedujo y coaccionó a una víctima menor para que produjera representaciones del menor participando en una conducta sexualmente explícita”.

¿Cómo prevenir el abuso sexual en los colegios?

Los eventos sexuales abusivos que pueden llegar a ocurrir en el colegio implican reconocer que el agresor puede pertenecer a cualquier categoría que compone la institución educativa; por eso a diario hay casos de niños, niñas y jóvenes que son víctimas de delitos sexuales por parte de docentes, de personal de la institución educativa y de otros estudiantes.

Para Óscar Loaiza, docente de la Especialización en Psicología Forense y Criminal de la Fundación Universitaria Konrad Lorenz, así como perito privado en casos relacionados con delitos sexuales, “hablar de la prevención de esta problemática implica tener en consideración tres niveles importantes: el primario hace referencia al “antes” que el abuso ocurra; el secundario implica la identificación de factores de riesgo y detección, y lo terciario, luego de ocurrido el abuso sexual, el acompañamiento y atención integral de las víctimas y las familias”.

Loaiza asegura que la clave de la efectividad de los programas de prevención del abuso sexual en el contexto educativo está relacionada con proporcionar información sobre educación sexual, respeto de derechos sexuales y reproductivos y conocimiento del cuerpo y de la interacción entre las personas. Pero esto no solo es un trabajo que deben hacer los estudiantes en el colegio, sino que también es una responsabilidad de los docentes, los directivos y los padres de familia.

Muchos de los factores de riesgo que desembocan en abusos sexuales en la escuela provienen de las vivencias de socialización de los niños y jóvenes en sus hogares, lo cual además exige voluntad política de las acciones públicas que integren a todos los involucrados en el contexto escolar.