iglesia

Cinco sacerdotes investigados por denuncias de abuso sexual

Se trata de un nuevo caso en la Arquidiócesis de Villavicencio. De los religiosos acusados, dos ya fallecieron y tres fueron suspendidos del ministerio sacerdotal mientras duren las indagaciones.


Un nuevo caso de denuncias a sacerdotes de la Arquidiócesis de Villavicencio se conoció luego de que la entidad religiosa se pronunciara sobre la investigación de cinco sacerdotes por abuso sexual.

Según la Arquidiócesis, el 24 de junio un ciudadano colombiano denunció presuntos hechos contra la moral sexual que ocurrieron hace más de una década, cuando él era menor de edad.

Los denunciados son cinco sacerdotes, de los cuales dos ya fallecieron y sobre los tres restantes pesa una medida cautelar de suspensión del ministerio sacerdotal por otros hechos que son materia de investigación canónica y de la cual adelanta investigación la Fiscalía.

El organismo aseguró que apenas recibió la denuncia abrió una investigación preliminar canónica, al denunciante lo ayudó a "poner los hechos en conocimiento de la Fiscalía" y además "se le ofreció acompañamiento psicoespiritual".

"Rechazamos estos hechos que van en contravía de la naturaleza del ministerio sacerdotal y seguiremos trabajando en la prevención de este tipo de comportamientos y prestos a tomar las decisiones que en derecho correspondan", añadió la Arquidiócesis.

Es de recordar que no es el primer escándalo sobre abuso sexual que se presenta en esa Arquidiócesis, pues el pasado 3 de abril, fueron suspendidos 19 sacerdotes por presunto abuso sexual  de los cuales se publicó un listado con los nombres; en ese momento la jurisdicción eclesiástica dijo que se ponía a disposición de las autoridades competentes "para colaborar con las investigaciones que tengan lugar en este caso".

La Arquidiócesis asegura que tiene, por mandato del papa Francisco, una persona responsable de recibir denuncias de este tipo y que siguen la línea del máximo jerarca de la Iglesia católica, de “tolerancia cero con respecto a los abusos sexuales perpetrados por miembros del clero”.