Home

Nación

Artículo

La alcaldesa Claudia López pide al Gobierno nacional ayuda para evitar el desplazamiento de indígenas que llegan a Bogotá.
La alcaldesa Claudia López pide al Gobierno nacional ayuda para evitar el desplazamiento de indígenas que llegan a Bogotá. | Foto: SEMANA y captura de pantalla de video @MariaFdaCabal

Bogotá

Claudia López se ‘emberraca’ con el Gobierno Petro por crisis de indígenas en Bogotá: “Ni evita que los desplacen, ni les garantiza retorno seguro”

La alcaldesa de la capital se pronunció tras los enfrentamientos entre miembros de la comunidad emberá y la Policía en las inmediaciones del edificio Avianca.

19 de octubre de 2022

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, que por estos días está afuera del país, se pronunció acerca de la jornada de protesta adelantada por miembros de la comunidad indígena en el centro de la capital y que terminó en enfrentamientos entre los manifestantes y uniformados de la Policía.

A través de su cuenta en Twitter, rechazó las agresiones de algunos indígenas hacia los gestores de convivencia que buscaron mediar para evitar que las acciones violentas escalaran. Así mismo, pidió ayuda al Gobierno nacional para evitar los desplazamientos de esta población a Bogotá y garantizar el retorno a sus territorios.

“Bogotá es la única ciudad y entidad que ha dado refugio y ayuda humanitaria a los emberas por más de dos años. Es inadmisible que nuestros servidores sean agredidos. El Gobierno nacional ni evita que los desplacen ni les garantiza retorno seguro. Bogotá no puede seguir sola en esto”, comentó la alcaldesa.

López también manifestó que no es la primera denuncia de agresiones contra los gestores de convivencia por parte de algunos indígenas. Incluso expuso que miembros de esta comunidad cometen actos de violencia contra su familia.

“No es la primera vez que los emberas violentan a gestores y servidores que no han hecho más que trabajar por ellos. Más grave, hemos denunciado los abusos de hombres y ‘líderes’ embera contra sus propias mujeres y niños, pero no hay sanciones judiciales ni soluciones nacionales”.

En Twitter, la mandataria agregó que, si bien la capital ha acogido indígenas víctimas del desplazamiento forzado, la situación es insostenible.

“Una vez más exijo a la Unidad de Víctimas que cumpla su deber de garantizar a los emberas sus derechos al no desplazamiento y al retorno seguro a sus territorios en Chocó y Risaralda. Su permanencia fuera de sus territorios en estas condiciones de abuso y violencia es insostenible”, concluyó.

¿Qué dice el secretario de Gobierno?

El secretario de Gobierno de Bogotá, Felipe Jiménez Ángel, también rechazó el actuar de algunos indígenas. Además, expresó que si el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) de la Policía intervino en la toma de la fachada del edificio Avianca fue porque se evidenciaron actos de vandalismo.

“El Esmad y la Policía intervinieron dado los flagrantes y evidentes hechos de violencia. En este momento la zona está asegurada, hay capturas y estamos trabajando para ir tras los responsables de estos lamentables hechos”, expuso en primera instancia Jiménez Ángel.

Y agregó: “Se ve claramente cómo miembros de la comunidad embera agreden de forma indiscriminada a dos policías de nuestra ciudad. La violencia que vimos hoy fue indiscriminada. Bogotá no tolerará estos hechos. Estamos coordinando con Policía para judicializar a responsables”.

Pero las agresiones contra las autoridades no fue lo único denunciado por el secretario de Seguridad. Según él, menores de 18 años fueron instrumentalizados durante la jornada de protesta que terminó en enfrentamientos.

“Es evidente que hubo instrumentalización de menores de edad en estos hechos de violencia. Varios miembros de la comunidad embera agredieron a Policías, agredieron gestores, civiles y realizaron actos vandálicos en contra de comercios de la zona”, comentó en Twitter.

Entre quienes rechazaron lo ocurrido en la capital colombiana sobresale la senadora María Fernanda Cabal, del Centro Democrático, que aprovechó para rechazar el supuesto desmonte del Esmad, propuesto por Gustavo Petro durante su campaña presidencial.

“Que todo el mundo sepa que en Colombia la izquierda radical sueña desaparecer al Esmad, atacado sin misericordia en las supuestas ‘manifestaciones pacíficas’ que en realidad son tomas delincuenciales. Esta es la verdad: una Fuerza Pública acorralada por los violentos”, trinó María Fernanda Cabal, una de las congresistas de oposición al gobierno de Gustavo Petro.