nación

Cundinamarca abrió las puertas del embalse de Tominé para garantizar servicio de acueducto

La capacidad del embalse está por encima del 50 % y su apertura se dio para mantener un caudal adecuado para la captación del acueducto de Bogotá en la planta de Tibitoc.


La Gobernación de Cundinamarca decidió abrir las puertas del embalse de Tominé ubicado en la cabecera de los municipios de Guatavita y Sesquilé para garantizar el servicio de acueducto y agua potable.

La decisión fue tomada luego de la realización de un comité hidrológico, en el cual participaron el gobernador Nicolás García Bustos, la CAR y las empresas de servicios públicos Enel Codensa y Acueducto de Bogotá.

“Se ha tomado la decisión, teniendo en cuenta que los niveles del río Bogotá han disminuido, de comenzar a generar una apertura de compuertas en Tominé; esta se va a realizar con un monitoreo especial en los municipios de Suesca, Sesquilé, Tocancipá y Gachancipá”, explicó el mandatario cundinamarqués.

Esta decisión se tomó teniendo en cuenta que el nivel del embalse está por encima del 50 % de su capacidad, que es necesario mantener un caudal adecuado para la captación del acueducto de Bogotá en la planta de Tibitoc y que el comportamiento del río Bogotá ha venido disminuyendo, por lo cual no genera riesgo la apertura de sus compuertas.

Sumado a esto, se continuará el monitoreo en dos puntos estratégicos como son el puente Florencia y el puente Tocancipá, en donde funcionan las estaciones de la CAR; también habrá Puesto de Mando Unificado (PMU) permanente en esos municipios, ya que por ellos transitará el caudal que proviene del embalse de Tominé, así como en la cuenca media y baja del río.

Desde principios de la semana pasada, se informó que, luego del constante monitoreo, que desde el PMU en cabeza de la Gobernación de Cundinamarca se está realizando al río Bogotá, se ha reportado una disminución de los niveles del afluente.

En su momento, el gobernador indicó: “Desde temprano, los equipos técnicos de la gobernación, la CAR y los municipios están haciendo un recorrido por toda la cuenca media para revisar los jarillones y saber dónde debemos hacer intervenciones de reforzamiento. Es importante reconocer y resaltar el trabajo de adecuación hidráulica del río que ha venido haciendo la CAR, que sin duda nos permite dar hoy un parte de tranquilidad”.

De igual forma, se sigue manteniendo la alerta en los municipios de Nemocón, Apulo, Tocaima y Girardot, este último en particular, ya que es la parte más baja de la cuenca y donde también se encuentra el río Magdalena.

$ 10.000 millones en maquinaria amarilla

El gobernador Nicolás García entregó 28 nuevos equipos de maquinaria amarilla para 27 municipios, destinados a la atención de situaciones de emergencia causadas por las intensas lluvias y para el mantenimiento de vías secundarias y terciarias. La inversión supera los $ 10.000 millones, para un total de más de $ 40.000 milones en más de 93 equipos que operarán en el territorio antes de finalizar este año.

“Seguimos atendiendo la emergencia invernal en el departamento. Avanzamos en el proceso de alquiler de más de 170 equipos de maquinaria amarilla en los municipios que lo han requerido y, además, hemos destinado más de $ 40.000 millones para la compra de nuevos equipos que serán propiedad de los municipios. Estamos en esta tercera entrega de 28 equipos entre volquetas y retroexcavadoras para 27 municipios por un valor que supera los $ 10.000 millones”, destacó el gobernador García.

El mandatario departamental agregó que, de estos 28 nuevos equipos, son 12 retroexcavadoras de llantas para Arbelaez, Cachipay, Caparrapí, Chaguaní, Cogua, Gachancipá, Gachetá, Niño, Pasa, San Cayetano, Silvania y Tabio.

También se suman 11 volquetas para Carmen de Carupa, Fuquene, Gama, Gutiérrez, La Calera, La Palma, Machetá, Pacho, Quipile, Sesquilé y Viotá; además, cinco retroexcavadoras de oruga para los municipios de Fómeque, Gachalá, Giayabetal, Pacho y Villeta.