nación

Denuncian que a enfermeras de hospital en Quibdó las obligan a trabajar contagiadas por covid-19

A través de Twitter, un médico señaló que las profesionales de la salud no reciben pago de su salario desde agosto de 2020.


Una grave denuncia sobre la díficil situación que estarían afrontando las enfermeras del hospital Ismael Roldán de la ciudad de Quibdó, Chocó, se conoció en las últimas horas en las redes sociales.

A través de twitter, el médico Camilo Prieto afirmó que a las profesionales de la salud las están obligando a “trabajar sintomáticas y con diagnóstico de la covid-19″.

Prieto compartió en un video en el que Marlin Duque, enfermera del hospital, manifestó que dio positivo por coronavirus y que varios de sus compañeros también se han contagiado, pero las directivas del centro asistencial no han tomado “cartas en el asunto”.

“Me acabo de hacer la prueba del covid y me salió positiva. Hace días venía con los síntomas. Es muy difícil esta situación. La mayoría de los compañeros han salido con covid y a otros les ha repetido. No veo que la administración del hospital tome cartas en el asunto”, afirmó la enfermera.

En la parte final del clip, el médico denunció que, además, las enfermeras no reciben el pago de su salario desde agosto de 2020.

“El último pago de salario que recibieron las enfermeras en el hospital Ismael Roldán fue -ojo a esto- agosto de 2020. Es decir, desde ese mes no han recibido sueldo, primas. Les adeudan todo este tiempo. Eso es inhumano”, sostuvo.

Más denuncias

En diciembre pasado, las enfermeras del Hospital San Francisco de Asís de Quibdó denunciaron que les deben cuatro meses de sueldo y en consecuencia no cuentan con un sustento para mantenerse. Así lo manifestaron las profesionales de la salud en un video que fue publicado en redes sociales.

“Siento frustración, siento que la salud mental me falla de pensar tanto cómo hago para cubrir mis gastos de la familia, es un derecho que uno tiene como persona, que nos paguen”, clamó una de las enfermeras.

Esta no es la primera vez que les adeudan tantos meses de sueldo a estas profesionales, ya que en mayo pasado hicieron la misma denuncia. Estas enfermeras no han abandonado sus puestos de trabajo, a pesar de que no reciben ninguna remuneración, se exponen contantemente a riesgos en el centro de salud, principalmente a contagiarse de covid-19.

“Señor ministro, por favor, páguenos. No queremos una Navidad triste”, se escucha decir a otra de las enfermeras en el video.

Esta situación las ha afectado incluso en su salud, ya que algunas aseguran que han entrado en depresión y que sobreviven de la caridad de sus familiares más cercanos. A algunas se les ve llorar y entre lágrimas aseguran que no tienen para darles de comer a sus hijos y para pagar arriendos.

Nosotros trabajamos doce horas y en ocasiones uno no sale en el horario estipulado porque se presentan algunas emergencias. Estamos aguantando hambre, incluso un compañero le dio una lipotimia, además dos madres cabezas de hogar se encuentran llorando todos los días porque las expulsaron de las viviendas, ya que no han pagado los servicios, también algunos tienen depresión y afectaciones psicológicas”, dijo Cilia Perea, vocero del Sindicato de Trabajadores de la Salud en el Chocó, a la emisora Blu Radio.

La enfermera y sindicalista reclamó que las están matando lentamente sin los sueldos, mucho más en esta época navideña en la que necesitan para cubrir sus gastos familiares. “Nos sentimos mal porque todos llegan con regalos para la casa y esta vez será una Navidad lúgubre. Las neveras están como la zona polar, con agua y hielo. Los niños todos los días nos preguntan que cuándo nos van a pagar para ver si se compran los juguetes y los estrenos”, añadió Perea.