antetitulo

Se cae fallo que obligaba a Peñalosa a usar el esolgan "Bogotá mejor para todos y para todas"

La inclusión de Bello en el Área Metropolitana del Valle de Aburrá ha traído beneficios para el municipio y para la región. La integración hace la fuerza; la integración facilita el bienestar y el progreso.


Una de las grandes fortalezas de los esquemas asociativos territoriales es la capacidad de articular el desarrollo en términos de la sostenibilidad y la sustentabilidad bajo criterios de equidad. Desde nuestro Plan de Gestión 2016-2019 ‘Territorios Integrados’, en el Área Metropolitana del Valle de Aburrá (AMVA) hemos logrado que la integración, el diálogo y la concertación con todos los actores –públicos y privados–, los empresarios, la academia y la ciudadanía, sean nuestros instrumentos de legitimidad, transparencia y gobernanza.

En Bello, las inversiones del AMVA suman más de 400.000 millones de pesos, estas obedecen a criterios de equidad y tendrán un impacto positivo en términos de infraestructura física, social y económica.

Los grandes proyectos viales como la Regional Norte y el Intercambio vial La Seca ayudarán a mejorar la competitividad de la zona. También será histórica la inversión que se hará en nueve megacolegios, así como la recuperación ambiental del cerro Quitasol, declarado ‘Bosque de Paz’ por el gobierno nacional. Este es uno de los pulmones verdes de la región, donde el área ha liderado una ambiciosa política de reforestación con la siembra de más de 170.000 árboles en los últimos dos años. Este espacio pronto se unirá con un gran parque ambiental y ecológico que será construido en las 56 hectáreas que hoy ocupa el coliseo Tulio Ospina. La mitad de los terrenos fueron cedidos por Medellín al Área Metropolitana.

También se ha realizado una intervención integral a sus principales quebradas y la construcción de senderos ecológicos, ciclorrutas y espacios para caminar. Estos esfuerzos son parte central de la integración del transporte sostenible hacia Medellín, porque el 43,1 por ciento de los habitantes de Bello viajan todos los días hacia la capital. Mejorar la calidad de vida de los bellanitas es mejorar las condiciones de todo el territorio metropolitano.