Tendencias
El nuevo superintendente de Salud, el doctor Ulahy Beltrán López.
El nuevo superintendente de Salud, el doctor Ulahy Beltrán López. - Foto: Twitter (@ulahybelpez)

nación

El escándalo por el que está siendo investigado y fue sancionado el superintendente de Salud de Petro

Ulahy Beltrán López fue delegado por la ministra de Salud como nuevo director de la Supersalud este lunes.

El pasado 8 de agosto, en el primer día oficial de gobierno del presidente Gustavo Petro, la ministra de Salud, Carolina Corcho, designó a los nuevos viceministros y al superintendente de Salud.

Corcho informó al país que el nuevo director de la Superintendencia Nacional de Salud sería el doctor Ulahy Beltrán López, médico cirujano y especialista en Gerencia de Servicios de Salud.

Sin embargo, a un día del nombramiento, Beltrán ya está en el ojo de la opinión pública, luego de que se conociera una sanción que le impuso la Contraloría General de la República en enero de este año.

En concreto, esta penalidad resuelta por el órgano de control fiscal se remonta a una investigación que se abrió en su contra por parte de la Procuraduría General de la Nación en enero de 2020.

Los hechos

En 2019, cuando el nuevo Supersalud fungía como gerente del Hospital Universitario Cari E.S.E. de Barranquilla, el centro de salud abre una convocatoria pública para contratar la escogencia de un contratista especializado que asumiera la “gestión integral de los servicios de salud de la Sede Alta Complejidad del Hospital”.

No obstante, la convocatoria pública N.º 001 de 2019, con presupuesto de $ 12.076.237.000, fue detenida y revisada por la Procuraduría a petición de la misma Gobernación del Atlántico, proceso que resultó en 13 observaciones del ente que pedía frenarla.

Sin embargo, de acuerdo con los antecedentes del proceso, El doctor Beltrán, mediante Resolución N.º 0919 del 02 de diciembre de 2019, levantó la suspensión de la convocatoria a la que solo se presentó una oferta por parte de la promesa de sociedad futura GESTOR HOSPITALARIO DEL CARIBE S.A.S.

A pesar de que el comité evaluador de la convocatoria rechaza la propuesta y declara desierto el proceso, Beltrán, en calidad de gerente del Hospital, suscribe Contrato de Operación N.º 690 de fecha 27 de diciembre de 2019, a través de contratación directa, con el CONSORCIO GESTOR HOSPITALARIO DEL CARIBE (NIT 901352025-2), que no era más que cuatro de las mismas empresas que habían sido rechazadas en la primera propuesta.

En enero de 2020, la Procuraduría Delegada para la Salud, la Protección Social y el Trabajo Decente se pronunció sobre el tema, asegurando que las acciones del hoy Supersalud habrían desconocido flagrantemente los principios de la función administrativa y la contratación estatal.

Es así como el ente de vigilancia da traslado de la situación a la Fiscalía, Procuraduría y Contraloría para que el caso sea evaluado y, si existe necesidad, sancionado.

Asimismo, la Procuraduría Delegada, al igual que la misma Junta Directiva del Hospital, pide a Beltrán que desista del contrato unilateralmente, cosa que el funcionario no hace.

Finalmente, en enero de 2020 y ante el incumplimiento del entonces gerente para entregar la información requerida en visita oficial por la Contraloría, se inicia procedimiento administrativo sancionatorio contra este, y se realiza otra visita por parte del Vice Contralor con el fin de reunir la documentación necesaria y establecer las inconsistencias del contrato.

La primera sanción

En marzo de 2020, la Contraloría ordena a la Gobernación del Atlántico suspender provisionalmente -como medida cautelar- al gerente, y la administración departamental termina haciendo efectiva esta suspensión contra el doctor Ulahy Beltrán López mediante la Resolución 17 de 2020.

En ese mismo año, en el mes de abril, el Comité de Conciliación del Hospital se reúne y deja constancia en actas de que no se procederá mediante conciliación en ninguno de los procesos sancionatorios a que haya lugar en su contra, así como de que no participó en la suscripción del contrato:

“Es claro que dicho proceso obedeció a una actuación individual y arbitraria del entonces gerente del Hospital Universitario CARI E.S.E.”, se lee en la trazabilidad del acuerdo.

Desde que se tomó esta decisión, el proceso ha continuado en discusiones, principalmente por parte del consorcio con el que se firmó el contrato en cuestión, pues este pidió en su momento, mediante acciones judiciales, que se ejecutara.

Sin embargo, finalmente presentó el medio de control de controversias contractuales en contra del Hospital Universitario Cari E.S.E. y la Gobernación del Atlántico, con el objeto que se declare el incumplimiento del contrato y el pago de la indemnización de perjuicios que considera causados por valor total de $ 653´047.820.490.

Por su parte, la Procuraduría y la Gobernación del Atlántico interpusieron acción de controversias contractuales y acción popular, respectivamente, para solicitar la nulidad de este contrato.

En cuanto a las acciones penales que se han adelantado, la secretaria de Salud Departamental del Atlántico interpuso denuncio contra el exgerente del Hospital y el representante legal del Consorcio Gestor Hospitalario del caribe, el cual cursa en la Fiscalía 55 Unidad de Delitos Contra la Administración Pública Seccional Atlántico.

En la noticia criminal de este denuncio se pueden leer los siguientes delitos: suscripción de contrato sin cumplimiento de requisitos legales, interés indebido en la celebración de contratos y prevaricato por acción y omisión de control en el sector de la salud.

La segunda sanción

El ahora superintendente pidió en su momento que se desestimaran los cargos por los que la Contraloría abrió el proceso administrativo sancionatorio en su contra y se archivara el caso.

Sin embargo, el 5 de enero de 2022, hace apenas siete meses, la Contraloría Delegada para el Sector Salud, en cabeza de la contralora Lina María Aldana, resolvió aplicar una nueva sanción al exgerente.

La institución impuso al doctor Beltrán una multa de cuatro salarios devengados para la época de los hechos, que, teniendo en cuenta que el entonces gerente cobraba $13.495.504, equivalen a un total de $53.982.016.

Otros procesos abiertos

Asimismo, se conoció también en los últimos días que el nuevo superintendente tiene dos procesos más abiertos en la Contraloría, específicamente por responsabilidad fiscal.

Estos procesos también corresponden al periodo en que Beltrán dirigía el Hospital Universitario, que fue entre septiembre de 2019 y febrero de 2020.

En uno de estos procesos se le investiga por la presunta no radicación de millonarias facturas, que al haberlas dejado vencer habría generado huecos en las finanzas del hoy liquidado Cari E.S.E.

En este primer proceso, Beltrán, junto a dos exgerentes más del hospital, están siendo investigados por facturas que suman entre todas un total de $ 8.231.213.192, las cuales habrían sido arrastradas desde 2004.

En la otra investigación, adelantada por la misma entidad, se le investiga por un supuesto detrimento patrimonial causado en el centro hospitalario, cuando dejó que este pagara más de 46 millones de pesos ($ 46.056.000) por interés de mora en obligaciones de retención en la fuente de los años 2019 y 2020 ante la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN).

SEMANA intentó comunicarse con el doctor Ulahy Beltrán para conocer su versión de los hechos; no obstante, al momento de publicar esta nota no fue posible obtener respuesta del nuevo superintendente.