barranquilla

En Barranquilla, Distrito decreta pico y cédula a partir de este jueves

La medida busca controlar las aglomeraciones, especialmente en establecimientos comerciales.


Debido al incremento de casos de coronavirus y de la ocupación de las unidades de cuidados intensivos, el alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo, anunció este miércoles nuevas medidas restrictivas.

Entre las medidas se encuentra el regreso del pico y cédula, a partir de este jueves 25 de marzo, para controlar las aglomeraciones, especialmente en establecimientos comerciales. “Se restringe el acceso de personas a lugares privados abiertos al público y a todo tipo de establecimientos y locales comerciales, de acuerdo con el último dígito de su documento de identidad, como medida para garantizar el distanciamiento individual responsable y evitar aglomeraciones”, señaló la Alcaldía.

La restricción se aplicará de la siguiente manera.

Jueves 25 de marzo: los ciudadanos con último dígito impar podrán acceder a los establecimientos.

Viernes 26 de marzo: los ciudadanos con último dígito par podrán acceder a los establecimientos.

Sábado 27 de marzo: último dígito impar

Domingo 28 de marzo: último dígito par

Lunes 29 de marzo: último dígito impar

Martes 30 de marzo: último dígito par

Miércoles 31 de marzo: último dígito impar

Jueves 01 de abril: último dígito par

Viernes 02 de abril: último dígito impar

Sábado 03 de abril: último dígito par

Domingo 04 de abril: último dígito impar

La Alcaldía de Barranquilla señaló que están exentos de esta restricción los hoteles, los establecimientos de la industria gastronómica y los parques.

Otras medidas

Además, en Barranquilla se anunció que habrá toque de queda nocturno, que regirá del 25 al 28 de marzo y del 31 de marzo al 5 de abril. La medida se aplicará desde las 10 de la noche hasta las 5 de la mañana.

“Durante esos mismos días, y en los mismos horarios, queda prohibido el expendio y consumo de bebidas alcohólicas y embriagantes en la jurisdicción del Distrito de Barranquilla”, indicó la Alcaldía.

Se informó que habrá sanciones económicas y el cierre del negocio hasta por tres meses a establecimiento que incumplan las medidas y los protocolos de bioseguridad. “Procederemos a denunciar ante la Fiscalía a quienes fomenten o permitan rumbas o fiestas en sus establecimientos comerciales y de manera flagrante atenten contra la vida de los barranquilleros”, señaló el alcalde.

Así mismo, las fiestas sociales, como celebración de bautizos, matrimonios o cumpleaños, quedan prohibidas. Solo se permitirán reuniones con aforos de hasta 8 personas tanto en establecimientos comerciales como al interior de los hogares.

Igualmente, las procesiones y eventos religiosos masivos con ocasión de la Semana Santa, quedan prohibidos.

“Para liberar las UCI del sistema de salud, hemos suspendido en el distrito de Barranquilla cualquier cirugía no vital y hemos pedido a todo el personal médico que en las próximas dos semanas permanezcan alerta para evitar vacíos por la temporada de vacaciones”, expresó.

Falsa percepción de seguridad

El alcalde Pumarejo manifestó que en los meses se ha vivido en la ciudad un relajamiento en las medidas de autocuidado. “Identificamos con preocupación una falsa percepción de seguridad, derivada de la vacunación, que ha llevado a descuidar las medidas de autocuidado, las mismas que precisamente permitieron antes el control de la pandemia”, dijo.

Este miércoles, el departamento de Atlántico reportó 1.507 casos de los 5.986 totales de esta jornada. De estos 1.020 fueron en Barranquilla.

En horas de la mañana se conoció que la ocupación de unidades de cuidados intensivos (UCI) ya alcanza el 72 % en la ciudad.

Según los registros de la cartera de Salud, hay 737 camas UCI en la ciudad, de las cuales ya han sido ocupadas cerca de 610, por lo que solo quedan disponibles 210 camas (28 %).

Hace solo 10 días, es decir, el pasado 14 de marzo, la disponibilidad de camas en la capital del Atlántico era superior al 44 %, por lo que se nota el aumento constante de casos en esta zona.