Home

Nación

Artículo

Policías se comportaron como amigos con los asesinos de Juan Pablo González
en la URI Puente Aranda y celebraron la “golpiza”
Policías se comportaron como amigos con los asesinos de Juan Pablo González en la URI Puente Aranda y celebraron la “golpiza” - Foto: Pantallazo de video de la audiencia

nación

En video | Con tremendo puñetazo fue la “bienvenida” a Juan Pablo González en la URI de Puente Aranda, antes de ser asesinado a golpes

La Fiscalía logró la judicialización de cinco policías por el asesinato del presunto abusador de Hilary en Bogotá.

Durante la imputación de cargos, la Fiscalía presentó los videos de las cámaras de seguridad que estaban en el techo de las celdas en la Unidad de Reacción Inmediata URI, de Puente Aranda, en pleno centro de Bogotá y donde se observó como Juan Pablo González, el presunto abusador de Hillary, fue asesinado por otros internos del mismo centro de reclusión.

Ahora se conocen nuevos videos de este centro transitorio de reclusión que se convirtió en la escena del crimen de este lamentable caso. Se trata de los momentos previos al asesinato y de cómo fue recibido Juan Pablo por otros privados de la libertad. De un solo golpe lo lanzaron al piso.

Las imágenes son dramáticas y muestran cómo, frente a varios uniformados de la Policía, una persona privada, la libertad le pegó un golpe a Juan Pablo y luego lo metió a las celdas, como si él fuera el encargado de la custodia del lugar.

Fuentes de la Fiscalía aseguraron que se trataría de las imágenes previas al resto de videos de seguridad, donde Juan Pablo aparece rapado y a merced de una jauría que se turnaba para golpearlo, los mismos que terminaron por asesinarlo mientras lo acribillaban a patadas.

Las imágenes se convierten en una prueba fundamental en contra de los uniformados que tenían por encargo la custodia de los detenidos en este centro de reclusión y que además debieron garantizar la seguridad de Juan Pablo cuando, de antemano, sabía que los otros detenidos le darían una “bienvenida”.

Esa “bienvenida” no es otra cosa que una sentencia de muerte que le hacen a las personas que son procesadas por delitos sexuales, el caso de Juan Pablo encajó en esa arremetida violenta que los uniformados sabían podría ocurrir, pero no tomaron las medidas del caso.

Los cinco policías fueron procesados por los delitos de homicidio agravado y tortura en grado de coautoría, justamente porque no cumplieron con la labor que le fue encomendada y aun sabiendo que podría ocurrir el desenlace, simplemente lo ignoraron.

Ante un juez de control de garantías, los uniformados se declararon inocentes tras advertir que cumplieron con sus funciones que, en ese momento, era llevar a Juan Pablo hasta las celdas. Lo que ocurrió en los baños no era o fue de su conocimiento, hasta cuando lo encontraron en el suelo y trataron de brindarle los primeros auxilios.

El propio fiscal general de la Nación, Francisco Barbosa, aseguró que en este caso vendrán más imputaciones, pues si bien se tuvo claridad sobre la presunta responsabilidad de los uniformados en el asesinato de Juan Pablo, falta por judicializar a los privados de la libertad encargados de golpear a la víctima hasta matarlo

Los nuevos videos que se recopilaron, harán parte del material probatorio y de la imputación de cargos que se presentará en contra de los privados de la libertad, responsables del asesinato de Juan Pablo González. En los próximos días la Fiscalía hará las diligencias respectivas en contra de los llamados “plumas” los mismos que ordenaron interpretaron el crimen.