nación

Esta es la reforma tributaria de Gabriel Boric de Chile y José Antonio Ocampo, ministro de Hacienda de Petro, lo asesoró; ¿será similar la de Colombia?

Los expertos advierten que dicha iniciativa puede golpear fuertemente a la clase media chilena.


El ministro de Hacienda del gobierno de Gustavo Petro, el reconocido economista José Antonio Ocampo, asesoró al presidente de Chile, Gabriel Boric, en el proyecto de reforma tributaria presentado este viernes. Se trata de la primera gran iniciativa del mandatario chileno, luego de cuatro meses de gestión.

SEMANA conoció los detalles de la reforma que contempla un recaudo neto del 4,1% del PIB en un plazo de cuatro años. El plan está estructurado en cuatro iniciativas legislativas, dos de las cuales serán presentadas al Congreso en julio, mientras las dos restantes se tramitarán en el cuatro trimestre del año.

Las primeras iniciativas van en un proyecto de ley que plantea cambios en el impuesto de renta, incorpora un impuesto a la riqueza, limita las exenciones y propone medidas para luchar contra la elusión y la evasión fiscal.

Igualmente, hay un paquete de medidas para ser agregadas en el proyecto de ley sobre el llamado Royalty minero que se tramita actualmente en el Senado y que hace referencia a una compensación que recibe el Estado por la explotación de la minería del cobre y del litio. Las otras iniciativas hacen énfasis en tributos correctivos y rentas regionales.

SEMANA conoció que la reforma del presidente Gabriel Boric gravará a las personas con ingresos iguales o superiores a los 4 millones de pesos chilenos. Según expertos consultados, esto se traducirá en un fuerte golpe a la clase media chilena, compuesta por ejecutivos de nivel medio de las empresas y profesionales independientes.

En el caso de personas cuyos ingresos sean iguales o superiores a 8 millones de pesos, el impuesto será del 43%.

La reforma tributaria de Boric plantea un impuesto a la riqueza del 1% para aquellos patrimonios que estén entre 5 y 15 millones de dólares y del 1.8% para los excesos superiores a 15 millones de dólares.

En el caso de las sociedades, se propone una reducción en el impuesto del 27 al 25%, siempre y cuando se invierta ese 2% en la productividad de ellas mismas.

Adicionalmente, el proyecto contempla un impuesto de 22% para las rentas del capital.

Al defender su reforma tributaria, el presidente Boric dijo: “El objetivo de la reforma tributaria es avanzar en mayor equidad, mayor igualdad y cohesión social para que todos estemos un poquito más protegidos”.