nación

Primicia: hermano de monja colombiana liberada en Malí habla con SEMANA

SEMANA conversó con Édgar Narváez, quien contó anécdotas de infancia vividas con su hermana Gloria Cecilia Narváez. Espera verla pronto.


La monja colombiana Gloria Narváez, quien permanecía retenida por un grupo rebelde en Malí (África), fue liberada este sábado. La religiosa, oriunda de Pasto, había sido secuestrada el 7 de febrero de 2017 cuando desarrollaba una labor humanitaria en ese país.

SEMANA conversó con su hermano Édgar Narváez, quien confirmó que se enteró por autoridades colombianas de lo ocurrido: “Es una alegría inmensa, me acaban de comunicar que ella está gozando de su libertad. Me llamó monseñor; gracias a Dios, a todas las oraciones de Colombia y del mundo entero. Me enteré por una llamada del Gaula. No sé cuándo me voy a ver con ella, este es un proceso largo, no sé si ella venga a Bogotá o yo voy a Malí”.

Narváez cuenta: “Es un milagro para mi mamá Rosita, que partió hace un año a la eternidad. Ella nos pidió que cuando se diera la liberación la recibiéramos con toda la alegría. Quiero abrazarla ya, darle las gracias a Dios, es muy fuerte haber aguantado tanto tiempo”. Agregó: “Ella siempre fue una mujer muy echada pa’lante”.

La noticia de la liberación de Narváez fue confirmada por la Presidencia de Malí, a través de su cuenta de Twitter. “Este día 09 de octubre de la religiosa colombiana Gloria NARVAEZ. Fue secuestrada el 7 de febrero de 2017 en Karangasso, en el círculo de Koutiala en la frontera entre Malí y Burkina Faso. La Presidencia de Malí saluda el coraje y la valentía de la hermana”.

Sobre este tema, es importan señalar que la comisión que se encontraba en Mali, regreso al país el pasado 11 de junio de 2021. Con el propósito de lograr la liberación de la religiosa sana y salva, se había venido realizando un permanente, importante y articulado trabajo con Cancillería Colombiana, Ministerio de Defensa, Embajada de Colombia en Ghana, autoridades malienses y países aliados como Francia, España, EEUU, Suiza, Brasil, Alemania, Australia, El Vaticano, Ghana, Níger y, Burkina Faso.

La presidencia de Malí escribió en sus redes sociales el siguiente mensaje: “Fue secuestrada el 7 de febrero de 2017 en Karangasso, en el círculo de Koutiala, en la frontera entre Malí y Burkina Faso. La Presidencia de Malí saluda el valor y la valentía de la hermana. Esta liberación es el resultao de 4 años y 8 meses de esfuerzos conjuntos de varios servicios de inteligencia. El Presidente aprovecha esta oportunidad para dejar claro al pueblo en Malí y a la comunidad internacional que todavía se están haciendo esfuerzos para liberar a todas las personas, malienses como extranjeros, retenidas en el territorio de Malí. El Presidente de Transición felicita una vez más a las Fuerzas de Defensa y Seguridad y a los Servicios de Información”.

El secuestro

Desde ese 7 de febrero nadie sabía nada de la hermana Gloria Cecilia. De acuerdo con sus compañeras, los secuestradores hablaron de devolverla a los dos días, pero tardaron más de cuatro años en regresarla a la libertad.

Desde que se supo del secuestro, la Cancillería colombiana trabajó de manera articulada con el Ejército, la Policía y el Gobierno de Mali para ubicarla. Nárvaez, amante de la lectura y de los bambucos, llevaba más de 12 años por fuera del país en diferentes misiones de su congregación. Luego de un periodo en Benin, la hermana, migró hacia el este, específicamente a Mali, donde estuvo los últimos siete años trabajando en programas de alfabetización y costura.

Uno de los primeros en reaccionar fue el arzobispo de Cali, Darío de Jesús Monsalve, a través de su cuenta de Twitter. “Al parecer, desde Malí, llega la buena noticia de la liberación de la religiosa franciscana HERMANA GLORIA CECILIA NARVAEZ ARGOTY. Una sonrisa de la fe, la libertad y la dignidad humanas que resisten ante la inhumanidad que aún azota a los pueblos”.