nación

Evalúan petición de expulsar de la JEP a congresista Sandra Ramírez por homenaje al ‘Mono Jojoy’

La Justicia Especial estudia abrir incidente de incumplimiento contra la congresista por lo ocurrido hace varias semanas en la sede de Comunes. La solicitud la presentó el abogado Juan Camilo Sanclemente.


SEMANA tuvo acceso, en primicia, al documento completo en el que la JEP confirma que se evalúa la apertura de incidente de incumplimiento en contra de la congresista Sandra Ramírez por el homenaje que se hizo hace varias semanas al ‘Mono Jojoy’ en la sede de Comunes (antes FARC).

La petición que evalúa la JEP se da después de que el 23 de septiembre de 2021, el abogado Juan Camilo Sanclemente Zamora, director ejecutivo de la Fundación Defensa de Inocentes, en calidad de representante de algunas víctimas del Caso 001 abierto por la Sala de Reconocimiento de esta jurisdicción, presentara lo que se conoce como una solicitud de investigación y sanción contra Griselda Lobo Silva, hoy Sandra Ramírez Lobo Silva. Pero además se menciona a otros exintegrantes como Carlos Alberto Carreño.

Mono Jojoy
Jorge Briceño, 'Mono Jojoy'. Guerrillero de las FARC. Foto: León Darío Peláez, enero 99 - Foto: LEÓN DARÍO PELÁEZ SÁNCHEZ

El auto de la JEP es claro en señalar inicialmente que la “denuncia relaciona unos hechos que serían revictimizantes y una apología al delito, los que de entrada, para esta magistratura, no constituyen un hecho notorio de incumplimiento de los compromisos, al tiempo que no configuran una circunstancia que genere sospechas razonables y fundadas sobre el incumplimiento del régimen de condicionalidad representado en las obligaciones que se adquirieron por cuenta de las actas de compromiso suscritas por los denunciados ante la Secretaría Ejecutiva de la JEP”.

Pero luego agrega la JEP: “Sin embargo, aunque para este despacho los argumentos y las pruebas aportadas con el propósito de iniciar un incidente de verificación de cumplimiento y lograr una sanción que recaiga sobre los denunciados, no pueden ser considerados, prima facie, como suficientes (...) sí justifican la ampliación de información a fin de más adelante determinar si procede o no la apertura del incidente referido”. Es decir, se evaluará si se abre o no incidente de incumplimiento.

El documento de 10 páginas conocido por SEMANA también señala:

“Como prueba del precitado incumplimiento se aportaron capturas de pantalla de distintos trinos y un video que fueron publicados en la página de Twitter del Partido Comunes en los que se puede verificar, a juicio del peticionario, la conducta inadecuada de las personas señaladas”.

Por los días del homenaje, Ramírez generó polémica por salir a decir o insinuar que los secuestrados en medio de todo tenían “comodidades”.

“Dentro de esas cárceles tenían sus comodidades, pero hay que ver las cárceles del régimen cómo son, tenemos cárceles para 80.000 personas y tenemos hoy 123.000 personas. Ellos tenían sus comodidades a medida de las condiciones, su camita, su cambuche, todo”, dijo la congresista en diálogo con la emisora Blu Radio.

Pero, ¿quién era el ‘Mono Jojoy’ y por qué genera tanta indignación? Fue responsable de secuestros, entre ellos los de Íngrid Betancourt y Clara Rojas, así como del general retirado Luis Mendieta y tres ciudadanos estadounidenses. Además de cientos de militares y civiles que pasaron por sus celdas que parecían campos de concentración y en los que estaban los retenidos en condiciones infrahumanas.

“Recuerdo las jaulas, por supuesto. Algunas con un poquito más de comodidad, otras más difíciles. En los videos que filmaban las mismas FARC el país se daba cuenta de que él (el ‘Mono Jojoy’) estaba encaramado en una garita. Eso es un ejemplo de lo que allí pasó. En otras ocasiones pasaba de largo. Alguna vez nos sacaron de una jaula, en la que estábamos con dirigentes políticos, y nos llevaron a lo que ellos llamaban el aula, nos sentaron y filmaron unas pruebas de supervivencia”, relató el general Mendieta, quien estuvo allí durante 11 años y 6 meses.

Fue tal el nivel de tortura y dejación que producían estos espacios donde estaban los secuestrados, que actualmente el Ejército convirtió el campamento guerrillero conocido como El Borugo, en La Macarena, Meta, en un espacio de memoria para nunca olvidar los crímenes y las vejaciones que se cometieron allí. Actualmente se realizan puestas en escena en donde se ve al ‘Mono Jojoy’ dando sus discursos e imponiendo autoridad sobre los secuestrados.

Pero además de los secuestros, el ‘Mono Jojoy’ es recordado por ser uno de los reclutadores de menores de edad. Se señala que incluso llegó a ordenar a jóvenes “ajusticiar” a sus compañeros cuando consideraba que habían cometido un error.

Esta era una práctica recurrente no solo en menores de edad, sino entre sus mismas tropas, según relata un informe de inteligencia del Ejército recuperado cuando fue abatido. Allí se registran 180 guerrilleros abatidos por ese tipo de órdenes. Contaba con un gran poder en toda esta región en donde tenía varias propiedades y contaba con un gran ejército de guerrilleros.

Otro factor por el que era buscado por las autoridades no solo en Colombia, sino en Estados Unidos, fue por liderar el negocio del narcotráfico en las FARC, una de sus principales fuentes de financiamiento. De hecho, fue el primer integrante del Secretariado en ser solicitado en extradición por estos delitos. Desde 2002 lo buscaba la Interpol.