nación

Exclusivo | Primeras imágenes del excongresista Eduardo Pulgar en La Picota

El excongresista fue condenado por la Corte Suprema tras ser hallado responsable de ofrecer soborno a un juez en Usiacurí, Atlántico.


El exsenador Eduardo Pulgar Daza ya está en la cárcel La Picota de Bogotá para seguir cumpliendo la condena de cuatro años y diez meses de prisión por intentar sobornar con 200 millones pesos a un juez de la República.

SEMANA conoció, en primicia, una de las primeras imágenes del excongresista a su llegada a Bogotá. En la imagen se ve a Pulgar con ropa deportiva, vestido de jean y gorra.

Su llegada a La Picota se da luego de varios días de incertidumbre. Por un lado, un dictamen médico aseguraba que no se podía realizar su traslado a La Picota por cuestiones de salud. Sin embargo, esta no es la primera vez que Pulgar presenta excusas para evadir sus compromisos ante la justicia.

Eduardo Pulgar, excongresista
Eduardo Pulgar, excongresista Picota - Foto: Fiscalia

Por otra parte, mientras se alistaba su traslado a la cárcel La Picota de Bogotá, el exsenador Eduardo Pulgar fue remitido de urgencia a la clínica La Misericordia de Barranquilla. Un fallo de tutela emitido por el Juzgado Primero Civil de Soledad (Atlántico) avaló medidas cautelares solicitadas por su defensa para que se le respetaran los derechos fundamentales de su núcleo familiar.

Luego, el Instituto Penitenciario y Carcelario (Inpec) reveló que el excongresista manifestó tener un dolor en el pecho (parte superior izquierda) y la presión arterial alta, motivo por el cual se toma la decisión de llevarlo para que sea valorado. “Desde su lugar de reclusión se adelantó el procedimiento. En este momento se encuentra a la espera de dictamen médico”, señaló el Instituto en un mensaje de prensa.

Ahora, con su traslado finalmente se cierra de alguna manera uno de los casos judiciales más sonados de los últimos años en el que lo que se busca es evitar que ocurra lo que pasó con el empresario Carlos Mattos, quien estuvo recientemente en el ojo del huracán tras ser visto paseando en el norte de Bogotá como “Pedro por su casa”.

Hace apenas una semana, la Procuraduría General de la Nación lo destituyó e inhabilitó por 12 años, precisamente por sobornar a un juez de la República en Usiacurí, Atlántico. Es decir, el excongresista Pulgar no podrá volver a ejercer cargos públicos por el período que dure la inhabilidad.

En junio de 2021, la Corte Suprema lo condenó a más de cuatro años de prisión por el caso de soborno al juez Andrés Rodríguez. El Ministerio Público lo encontró responsable disciplinariamente por usar su cargo para ofrecer soborno por 200 millones de pesos con el fin de beneficiar a un conocido suyo en un proceso por el control de la Universidad Metropolitana de Barranquilla.