obituario

Falleció el excongresista santandereano Norberto Morales

Por: SEMANA

Fue un político liberal y diplomático que sufrió en carne propia el secuestro. En la Cámara de Representantes guardaron un minuto de silencio en memoria de Morales, quien fue presidente de esta corporación.


El político santandereano Norberto Morales Ballesteros falleció a los 85 años por complicaciones de salud. Hasta el momento se descarta que se tratara de covid-19. Morales fue un destacado político de la región y se desempeñó como presidente de la Cámara de Representantes entre 1989 y 1990.

Este martes, en la plenaria de la Cámara, varios representantes de Santander y el partido Liberal –al que pertenecía– solicitaron guardar un minuto de silencio en honor a Morales Ballesteros. “Fue un gran líder liberal de la famosa cruzada de la Confederación Liberal de Santander de las décadas de 1980 y 1990”, dijeron en su memoria.

El Partido Liberal y sus congresistas lamentaron su muerte y enviaron condolencias a los familiares de Morales: “Lamentamos el fallecimiento de nuestro amigo Norberto Morales Ballesteros. Acompañamos a sus amigos y familiares. Q. e. p. d.”. El senador Miguel Ángel Pinto lamentó el fallecimiento de su “amigo de toda la vida”.

El gobernador de Santander, Mauricio Aguilar, recordó a Morales como un “líder visionario y uno de los hombres de gran talento que trabajó por los territorios como presidente de la Cámara y dirigente del Partido Liberal”.

Morales Ballesteros era médico de profesión y político. Se desempeñó como diputado de la Asamblea de Santander, senador de la República entre 1978 y 1982, y fue embajador de Colombia en Corea en 1982. También fue el fundador del diario El Liberal, que circuló en Bucaramanga en la década de los 80.

“Morales llegó de Puerto Wilches y en Bucaramanga abrió un consultorio popular –como era médico– que recuerdo que era muy barato y acudía mucha gente. Eso fueron sus primeros pinitos en política; después llegó al Senado en 1978. Fue protagonista durante tres décadas en la política santandereana, montó su grupo de liberales, una estructura, y se arriesgaba a la disidencia. Después de salir del Congreso se mantuvo vigente en la política regional”, aseguró a SEMANA el analista político Gerardo Martínez.

Morales Ballesteros sufrió el conflicto interno en carne propia. En marzo de 1992 fue secuestrado por disidentes del Ejército Popular de Liberación (EPL), grupo que había firmado la paz un año antes. Después, en 1997, sus hijos Juan Carlos y María Constanza fueron secuestrados también por el EPL. Ellos lograron escapar de sus verdugos, que exigían 1.000 millones de pesos por su liberación.