justicia

Hombres de Guacho habrían engañado a los periodistas ecuatorianos para secuestrarlos

En la imputación de cargos a Gustavo Angulo Arboleda, alias Cherry, la Fiscalía revela a estar hora detalles del secuestro y posterior asesinato de cinco ecuatorianos. No aceptó los cargos de concierto para delinquir y secuestro extorsivo.


Gustavo Angulo Arboleda, alias Cherry, se convirtió en un nuevo disidente de las Farc en ser presentado ante un juez ordinario para que responda por delitos cometidos después de la desmovilización y el desarme. Al igual que su jefe Guacho en el frente Oliver Sinisterra, Angulo Arboleda estuvo concentrado en la zona veredal de La Variante, en Tumaco, luego de abandonar las filas de la columna Daniel Aldana de las Farc; sin embargo, se apartó del grupo para conformar una nueva organización armada.

Ante un juez de Bogotá, Cherry fue imputado por los delitos de concierto para delinquir con fines de homicidio y secuestro extorsivo, sobre los cuales negó su responsabilidad. A sus 25 años, la Fiscalía lo señala de ser el encargado de los anillos de seguridad de alias Guacho y de haber participado en el secuestro de los cinco ecuatorianos, que después fueron asesinados en las selvas colombianas. Aunque la Fiscalía investiga su responsabilidad en el asesinato de tres investigadores del CTI, los cargos por este hecho aún no le serán imputados. 

Lo que la Fiscalía ha logrado establecer es que Cherry era presunto integrante de la tercera línea de mando del Frente Óliver Sinisterra. Según las indagaciones, Javier Ortega, de 32 años; el fotógrafo Paúl Rivas, de 45 años, y el conductor Efraín Segarra, de 60 años de edad, fueron engañados con la falsa promesa de hacerle un reportaje a uno de los jefes de disidencia en el sur del país. 

Él fue el hombre que habría dado la orden de traer a los tres periodistas secuestrados a Colombia, luego de que dos integrantes de esta organización criminal los secuestraran en el sector de Mataje, provincia de Esmeraldas. En cuanto a los dos comerciantes -Vanessa Velasco Pinargote y Óscar Efrén Villacís Gómez-, la Fiscalía asegura que estuvieron en poder de Angulo Arboleda durante ocho días en Puerto Rico (Nariño). 

A partir de los testimonios de 4 testigos, la Fiscalía estableció las supuestas circunstancias del secuestro de los periodistas. En especial son claves las declaraciones de dos miembros del Frente Óliver Sinisterra que están colaborando con la justicia. Así se estableció que el equipo de El Comercio fue interceptado en Mataje por 3 hombres de Guacho, alias Munra, Roberto y Cristian. Ellos le habrían comunicado a Cherry del secuestro y él llamó a Guacho.

Su jefe criminal le preguntó si eran de un medio de comunicación importante, dando a entender que si no lo eran, podían matarlos. Cherry explicó que El Comercio es muy relevante en Ecuador y se los llevó. Para trasladarlos, habrían engañado a los ecuatorianos, diciéndoles que los llevarán a hacerle un reportaje a Guacho. En territorio colombiano, habría sido el mismo Guacho quien les informó que era secuestrados y que los usaría para un canje de hombres suyos capturados en Ecuador.

Los periodistas fueron trasladados a lo largo de 9 poblaciones entre Ecuador y Colombia. Finalmente, en Los Cocos, Nariño, alias Barbas les habría tomado las crueles pruebas de supervivencia que se divulgaron en medios de comunicación. En esa misma población fueron asesinados. Gracias a un informantes, la Fuerza Pública llegó al lugar y encontró dos fosas comunes con 4 cuerpos. Los tres de los miembros de El Comercio y uno más de un miembro del FOS y familiar de Guacho, asesinado por orden de su pariente, según los investigadores, pues pensaba que estaba ayudándole a las autoridades.

Asimismo, al menos una docena de personas habrían intervenido en el secuestro, entre esos alias Pitufin, Gringo y Reinel, los hombres de mayor rango en el FOS luego de Guacho.

La fiscal que presentó a Cherry ante un juez de Control de Garantías de Bogotá  precisó como agravantes el hecho de que las víctimas fueran periodistas y que parte del delito se cometiera en el extranjero. La Fiscalía y la Procuraduría pidieron medida de aseguramiento intramural contra Cherry; el juez aplazó la decisión definitiva para el próximo jueves.

Cherry fue capturado en una vivienda del barrio Centro de La Guayacana, en Tumaco. En el caso del asesinato de la pareja de comerciantes ecuatorianos, las evidencias que se harán públicas en las próximas horas apuntan a que su secuestro y posterior asesinato estuvo motivado por la negativa del gobierno ecuatoriano de llevar a cabo un canje de prisioneros, lo cual "constituiría inequívocamente un decaimiento del Estado de Derecho", aseguró el fiscal general Néstor Humberto Martínez.