Home

Nación

Artículo

El acto de desagravio a la actriz.
El acto de desagravio a la actriz. | Foto: Suministrada

NACIÓN

Fiscalía se pronuncia por el caso de Carolina Sabino tras revelar información reservada de la actriz

Todo ocurrió en medio de una investigación realizada por el ente acusador en 2016.

Redacción Nación
15 de marzo de 2024

En cumplimiento de una sentencia proferida en segunda instancia por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, la Fiscalía General de la Nación realizó este viernes 15 de marzo un acto público de desagravio en favor de la actriz Carolina Sabino por la revelación de información reservada de su historia clínica y de una investigación que se realizaba en 2016.

A nombre del ente acusador, el director de Asuntos Jurídicos de la Fiscalía, Carlos Alberto Saboyá, reconoció que hubo una vulneración de derechos e indicó que este suceso “no obedece a una política institucional”. De igual manera, manifestó que “misionalmente existe el compromiso de velar por los derechos de la mujer y garantizar la debida reserva de los aspectos íntimos, como la salud sexual y reproductiva de los involucrados en cualquier proceso penal”.

Adicionalmente, el funcionario manifestó que la Fiscalía dispuso de una estrategia de capacitación y fortalecimiento de las competencias de los funcionarios para el abordaje y manejo de información sensible por razones de género. “La Fiscalía implementa el enfoque diferencial en las diferentes etapas procesales, teniendo especial atención en el cuidado de datos sensibles que protejan la dignidad humana”, sostuvo.

Cabe recordar que, en 2023, quedó en firme el fallo que obligó a la Fiscalía a pagar una indemnización por los daños y perjuicios que sufrió la actriz cuando, por medio de un comunicado de prensa, se informó públicamente que le iban a imputar cargos por haberse sometido a un aborto. Así lo estableció el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, que señaló que la Fiscalía “es responsable patrimonialmente” por haber omitido la reserva del proceso penal y ahora tendrá que pagar 520 millones de pesos.

Los hechos se remontan a septiembre de 2015, cuando la Fiscalía envió al grupo de WhatsApp en el que se encontraban los periodistas que cubrían la fuente una información sobre la vinculación de la reconocida actriz a un proceso penal.

El caso tenía como base una interceptación telefónica que se le había hecho a la actriz Lina Luna, hermana de Carolina, en medio de la investigación contra el hacker Andrés Fernando Sepúlveda Ardila y las interceptaciones a las negociaciones de paz que se adelantaban en La Habana (Cuba) entre la guerrilla de las Farc y el gobierno de Juan Manuel Santos.

En esa oportunidad, uno de los investigadores del CTI presentó un informe en el que se enfatizaba que Carolina Sabino le había mencionado a su hermana que se había practicado una interrupción del embarazo. Este documento fue el sustento para abrir una investigación contra la actriz y, pese a que estaba en etapa de indagatoria, anunciar una imputación de cargos.

Poco después, en febrero de 2016, tras un fuerte debate jurídico, la fiscal cuarta delegada ante la Corte Suprema de Justicia ordenó el archivo del caso. Sin embargo, al considerar que su intimidad había sido afectada y los daños morales que sufrió su familia, la actriz decidió presentar una demanda civil reclamando una reparación económica.

“La Sala reitera que la mujer es un sujeto especial de protección reforzada por lo que el deber de la Fiscalía de investigar los delitos no era excusa para no haber adelantado la indagación con enfoque de género, a fin de garantizar una justicia accesible, igualitaria y respetuosa de los derechos de la mujer, quien además de soportar el reproche penal, también tuvo que afrontar los hechos que rodearon la decisión sobre su salud sexual y reproductiva”, se lee en el fallo.

Por considerar que tenía toda la razón, el Tribunal condenó a la Fiscalía y ordenó una indemnización para la actriz, su hijo, su madre y sus hermanos. Adicionalmente, ordenó la realización de un acto público de desagravio frente al manejo indebido de la información del proceso penal.