nación

“Hemos sido víctimas de los insultos de la familia de Álvaro Gómez”: expresidente Samper y exministro Serpa

En una declaración conjunta manifestaron que “esperamos conocer los detalles de modo, tiempo y lugar, que seguramente investigará la JEP, para hacer un pronunciamiento definitivo sobre los mismos”.


En una declaración conjunta, el expresidente Ernesto Samper y el exministro Horacio Serpa se refirieron a la carta que envió a la JEP el antiguo secretariado de las Farc en la que reconocen la autoría del magnicidio de Álvaro Gómez Hurtado y otros asesinatos perpetrados entre 1987 y 2002.

Tanto el exmandatario como el exministro aseguraron que están “sorprendidos” con la noticia que reveló la presidenta de la JEP, Patricia Linares; no obstante insisten en que se deben conocer todos los detalles de tiempo, modo y lugar de los hechos.

“Aunque entendemos y apoyamos que este reconocimiento se haga en el marco de la justicia transicional, como un aporte a la verdad, esperamos conocer los detalles de modo, tiempo y lugar, que seguramente investigará la JEP, para hacer un pronunciamiento definitivo sobre los mismos”.

Así mismo, el expresidente y el exministro rechazaron los “insultos y calumnias” de la familia de Álvaro Gómez: “En los últimos años, hemos sido víctimas de insultos y calumnias de la familia de Álvaro Gómez, movidos por mezquinos intereses económicos. Así mismo, según esta revelación hemos sido víctimas de silencio de las Farc sobre su responsabilidad en este homicidio”, se lee en el documento.

Vale recordar que el viernes, el periodista Mauricio Gómez, hijo del exlíder conservador asesinado en 1995, señaló que fue el entonces presidente Samper quien ordenó el asesinato a su padre, porque era el que tenía los contactos para hacerlo.

Él es el tipo que tenía las fichas para matar a mi papá y lo hizo y no pasó nada. ¿Dónde están las investigaciones? Lo que está mostrando ahora la investigación es que la Policía protegió a los sicarios para que huyeran del lugar de los hechos”, indicó.

Al ser preguntado sobre si tiene las pruebas de que Samper es el autor directo de este magnicidio, Mauricio Gómez contestó: “No van a dejar una prueba de eso, pero no hay otra explicación”.

El tipo (Samper) estaba contra la pared. Mi padre le puso un ultimátum moral, que es el más grave que le pueden poner y la única manera que encontraron para salir de eso fue eliminarlo y eso fue lo hicieron y no pasó nada y el Gobierno mintió en todo lo que dijo”, sostuvo.

Hace pocas semanas, Enrique Gómez Martínez, abogado de la familia, anunció que ante la Corte Suprema de Justicia presentará las pruebas contra Horario Serpa Uribe, quien para la época de los hechos fungía como ministro.

“Vamos a pedir la resolución de acusación contra Horacio Serpa, ahora la Corte Suprema de Justicia conoce el proceso en su contra a través de la Fiscalía delegada porque él, era aforado como exministro del Interior del Gobierno de Ernesto Samper y trasladaremos esas pruebas ante la Comisión de Acusaciones”, dijo.

Manifestó que “queremos que al cumplirse 25 años de impunidad que se conmemoran en noviembre; se lleven a juicio esas pruebas”.