bogotá

Integrantes de la primera línea queman colegio en Bosa ante denuncia de abuso sexual

Una madre denunció un presunto caso de abuso sexual a su hijo de 5 años por parte de un profesor.


El sistema educativo en Bogotá sigue en tela de juicio. En las últimas horas se conoció una nueva denuncia de abuso sexual por parte de un profesor en contra de un niño de 5 años, esta vez en el colegio Nuevo Chile, ubicado en el barrio Olarte, en la localidad de Bosa.

Pero más allá de la denuncia de la madre en contra del docente y de la institución educativa, lo preocupante del caso es que en horas de la tarde integrantes de la primera línea hicieron presencia en el lugar y quemaron las instalaciones del colegio en rechazo a los presuntos actos de abuso sexual, dando una señal de que el vandalismo nuevamente se quiere tomar la ciudad.

En videos compartidos por concejales de Bogotá, se observa cómo una mujer encapuchada y con megáfono en mano lidera las protestas afuera de la institución.

De acuerdo con la concejal del partido Alianza Verde, Lucía Bastidas, la primera línea está acabando con los colegios y amenazan a los ciudadanos, tomando como excusa la tragedia de niños abusados e incluso señaló a quienes estarían detrás de este hecho de vandalismo.

Ahí tienen a la primera línea en acción alias La Flaca y Las Medusas ahora quemando colegios públicos”, señaló la concejal Bastidas.

La cabildante fue más allá y cuestionó a la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, por su permisividad frente al actuar de los integrantes de la primera línea en la ciudad.

“Algunos están en campañas políticas y solo les preocupa quienes serán las fórmulas vicepresidenciales de los candidatos, pero nosotros estamos preocupados por Bogotá, por lo que está pasando. La primera línea se tomó la ciudad, el terrorismo urbano se tomó la ciudad, el vandalismo se tomó la ciudad. Hoy están quemando el colegio Nuevo Chile, unas supuestas feministas, que de feministas no tienen nada, están acabando con el colegio. La pregunta es: ¿Claudia López, usted qué está haciendo para el vandalismo en Bogotá? Actúe, deje de estar payaseando, le están quemando ahora los colegios públicos y no salga con el cuento de que son artistas o que es un performance”, cuestionó Bastidas.

Las críticas también llegaron desde el representante a la Cámara electo, Andrés Forero, quien señaló: “La permisividad de Claudia López con la primera línea parece no tener límites. En las narices de funcionarios de su gobierno el vandalismo criminal prendió fuego a un colegio público. ¿Qué sigue? ¿Estos son los encapuchados que financió y apoyó el petrismo?”.

Frente a los hechos de denuncia sexual, en un comunicado de los padres de familia compartido por la concejal Ana Teresa Bernal, se indica que el rector ya tenía conocimiento de lo sucedido en el colegio.

“El reclamo ante el colegio lo hizo la madre del menor el viernes 18 de marzo después de que el niño indicara que el profesor le tocaba sus partes íntimas. El departamento de Orientación del Colegio Nuevo Chile remitió al niño a realizar una valoración inmediata por presunto código blanco. Los exámenes hechos por la psicóloga en el UPA del Olarte dieron como resultado abuso sexual presuntivo”, dice el comunicado.

Se añade que posteriormente el niño fue trasladado a un centro especializado del ICBF “donde le realizaron un nuevo examen de psicología dando como resultado nuevamente abuso sexual presuntivo”.

Y se subraya de manera tajante “que es totalmente falso que el rector no tenía conocimiento del caso como lo expresó a los padres de familia”.

La Secretaría de Educación se pronunció frente a la denuncia de presunto abuso sexual y sobre los hechos de vandalismo ocurridos en este colegio de la localidad de Bosa.

“Lo que sucedió hoy en el Colegio Nuevo Chile no debió suceder, nos genera una profunda tristeza y la rechazamos absolutamente. Es evidente que la violencia no es el camino. Nos duele profundamente que alguno de nuestros niños sea víctima de cualquier tipo de violencia. La repudiamos y actuamos de manera contundentemente. Cuidar y proteger a nuestros niños es una tarea de todos. Es una corresponsabilidad de cada uno de los actores de la sociedad”, dijo la entidad.