justicia

La cúpula de la justicia se enfila para resistir a las presiones indebidas

Los magistrados de las altas cortes salieron a rechazar las medidas tomadas por Estados Unidos para el retiro de las visas de tres juristas. "Hay un ataque sistemático a la integridad del Poder Judicial", indicó la Corte Suprema de Justicia.


La confirmación de lo que era un secreto a voces provocó un rechazo unánime y rotundo de la cúpula de la justicia. SEMANA publicó este viernes que a tres magistrados de la Corte Constitucional y de la Corte Suprema de Justicia les suspendieron sus visas a Estados Unidos, lo que produjo una fuerte reacción desde varios sectores de la justicia. 

Los primeros en responder fueron los magistrados del Consejo de Estado, quienes subrayaron que "ningún elemento, decisión, o actuación" de representaciones diplomáticas en el país debe ser usado como "mecanismo de presión o represalia frente a las decisiones judiciales". "Esto afecta la autonomía esencial en la actividad judicial, por cuanto esto afecta la autonomía esencial en la actividad judicial, bajo esta premisa somos solidarios con la autonomía e independencia de la Corte Constitucional". 

Le recomendamos: La justicia bajo presión: Estados Unidos les quitó la visa a tres magistrados

Acto seguido, la Jurisdicción Especial para la Paz rechazó cualquier decisión o circunstancia sirva de mecanismo de presión indebida frente a las decisiones judiciales. En medio de la avalancha de reacciones, la Corte Suprema de Justicia rechazó al final de la tarde el ataque "sistemático a la integridad del Poder Judicial" contra uno de sus magistrados de la Sala Penal y contra  algunos magistrados de la Corte Constitucional. 

"Cualquier interferencia, acto injusto, persecución, seguimiento o interceptación ilegal contra sus magistrados, es también una agresión contra la independencia judicial, la cual no es un privilegio de los jueces, sino una garantía de los ciudadanos y bastión de los estados constitucionales que todas las democracias deben defender como una de las mayores conquistas de la civilización", manifestaron a través de un comunicado del presidente de la corporación Álvaro García.

Esta corte, hizo un llamado a los jueces a "permanecer fieles al cumplimiento de su deber y alejados de presiones indebidas". Igualmente, pidieron a la sociedad y a las instituciones rodearlos de garantías en el desempeño de su misión.


Al lío por las visas de los magistrados se sumó el retiro de la cooperación por parte de Estados Unidos a cuatro proyectos de modernización en la Corte Constitucional que estaban ya definidos y contaban con el presupuesto asignado por la embajada. Esta última notificación les llegó después del 3 de abril, cuando se canceló la cena que tenían programada entre los magistrados y el saliente jefe de la legación de Estados Unidos en Colombia, Kevin Whitaker.

Todo junto fue entendido como una presión de ello pusieron al tanto al presidente Iván Duque. A su turno, el presidente Iván Duque se comunicó con el embajador Whitaker para tratar de apaciguar las cosas.

Noticias relacionadas