nacion

Lista para despegar la aspersión aérea con glifosato

Desde Caucasia, Antioquia, el ministro de Defensa indicó que hay siete aviones con sistemas especiales para dejar caer el químico sobre los cultivos ilícitos.


El ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, indicó que ya está todo listo para que regrese cuanto antes la aspersión aérea al país para combatir el narcotráfico.

Acompañado de la cúpula, Holmes Trujillo entregó detalles de lo que consideró “ya está todo listo” para combatir de nuevo el narcotráfico con fumigaciones desde el aire, práctica que se dejó de ejecutar desde el año 2013.

Para eso dijo en entrevista con SEMANA Noticias, que se cuenta con 7 aviones Air Tractor - AT802, adaptados recientemente con sofisticadas boquillas para que el líquido caiga directamente sobre los cultivos ilegales, que es uno de los requisitos exigidos por la Corte Constitucional para que se pueda dar el regreso de este sistema.

“A 24 de octubre llevamos 98.056 hectáreas de coca erradicadas en el país. Es una cifra importante, pues supera el total de erradicación de la fuerza pública en todo 2019”, dijo el ministro al insistir en que esas cifras pueden superarse con la aspersión aérea.

En diálogo con SEMANA Noticias, el titular de la cartera de Defensa señaló que “falta terminar los requisitos que puso la Corte Constitucional, pero materialmente estamos listos, las capacidades preparadas y Colombia lo necesita”.

Frente a la fecha para reiniciar la aspersión agregó: “Lo más pronto posible. Colombia necesita reiniciar la aspersión (…) Esto es para determinar el número de hectáreas de cultivos ilícitos que se van erradicando, es un sistema de medición muy preciso y le da mucha confiabilidad a lo que se hace”.

Además, les respondió a quienes se oponen al regreso del glifosato. “El enemigo no es el glifosato, el enemigo es el narcotráfico, que mata, deforesta, produce destrozos constantemente. Necesitamos asperjar rápidamente”.

Frente a los resultados este año de la lucha contra los cultivos ilícitos dijo. “Nuestros comandos jungla, así como el personal de inteligencia y Policía Judicial, avanzan en la destrucción de esta infraestructura que, en muchas ocasiones, es ubicada por los grupos narcotraficantes en resguardos indígenas, poniendo en peligro a las comunidades y vulnerando sus derechos”.

El jefe de la cartera de Defensa agregó que se cuenta con 7 aviones listos para la aspersión aérea y con cuatro aviones que fueron adaptados con modernos sistemas de cámaras para poder ubicar las plantaciones ilegales.

“Además, se han incautado 462 toneladas de hoja de coca y 51 toneladas de base de cocaína. Las incautaciones de marihuana también han aumentado en 38 por ciento, al pasar de 310 toneladas en 2019 a 427 en 2020”, señaló el jefe del sector Defensa.

Hay que señalar que mientras el Gobierno asegura que ya todo está listo para el regreso de la aspersión aérea, falta que la Corte Constitucional dé ese aval.

De acuerdo con el director de la Policía Antinarcóticos, el general Luis Ramírez, se está terminando de cumplir con los requisitos exigidos por el Alto Tribunal para que se pueda citar al Consejo Nacional de Estupefacientes y allí se tome la decisión de regresar a las fumigaciones aéreas.

“Los aviones están en mantenimiento y estamos hablando que tienen tecnología de cuarta generación y ese sistema es el único que hay en el mundo que nos da la mayor precisión para poder hacer nosotros nuestro trabajo dentro del área”, señaló el oficial.

Agregó que “son seis pautas que nos ha colocado la Corte Constitucional y lo que nosotros queremos es darle cumplimiento al 100 por ciento de la Corte y eso es lo que nos falta para que nos dé la licencia la ANLA”.

El departamento de Antioquia, al igual que Chocó, Nariño y Norte de Santander son de los mas afectados por la presencia de cultivos ilícitos, y de ahí que las autoridades insisten en que se debe regresar a la fumigación aérea con glifosato.