nación

“Me estás asfixiando”, ciclista a policía en polémico procedimiento en Cartagena

Los uniformados son señalados de abuso y extralimitación de funciones en un incidente generado por un llamado de atención por el mal uso de un tapabocas, en el barrio Manga de la capital de Bolívar.


Un rutinario llamado de atención por el mal uso del tapabocas pudo terminar en una tragedia en Cartagena. Uniformados de la Policía Metropolitana, adscritos al CAI de Manga, son señalados de abuso y maltrato, pues tomaron a un hombre por el cuello asfixiándolo durante varios segundos. El caso quedó grabado en un video que circula en redes sociales donde se ve cómo uno de los agentes lo sujeta con fuerza.

La escena hizo recordar el trágico hecho en el que falleció George Floyd a manos de un policía en Minneapolis en Estados Unidos, en mayo de este año.

Según las primeras versiones, los hechos se registraron en la Avenida de la Bahía, en el barrio Manga de Cartagena, cuando el hombre, que practicaba ciclismo en compañía de otras personas, fue interceptado por los agentes que le solicitaron usar el tapabocas adecuadamente, pues lo llevaba colgado en la barbilla. Al parecer, el hombre no escuchó la recomendación y por esto se inició una discusión.

En el video se escucha cómo, inicialmente, la mujer que graba el procedimiento policial les pide a los dos hombres que forcejean con los policías que se calmen para que la situación no pase a mayores. Pero con el paso de los segundos, y en respuesta al llamado de auxilio del que está maniatado en el suelo por un policía, la mujer también empieza a gritar desesperadamente. “Me estás asfixiando, suéltame”, grita el ciclista.

Luego intervienen otros de los deportistas para exigir a los uniformados que se calmen y los suelten, pero los policías gritan que están obstruyendo el procedimiento. En un momento dado, una mujer presente golpea con un objeto al policía que tiene al hombre agarrado por el cuello.

Ante las denuncias de la ciudadanía, la Policía Metropolitana de Cartagena emitió un comunicado de prensa en el que señala que fue iniciada una investigación para determinar si efectivamente existió una extralimitación de funciones por parte de los uniformados implicados.

“Durante un control frente a las medidas sanitarias dispuestas por el Gobierno nacional y la autoridad distrital para prevenir la propagación de la covid-19, los policías realizaron un llamado de atención a unos jóvenes que finalizaban una práctica deportiva, debido a que uno de ellos no utilizaba correctamente el tapabocas. Lo que fue un llamado de atención terminó en un posible uso no justificado de la fuerza”, señala el texto de la institución.