Tendencias
Jesús Santrich e Iván Duque.
Jesús Santrich e Iván Duque. - Foto: Montaje Semana

nación

“Memento mori”, recuerda que morirás: Jesús Santrich amenaza al presidente Iván Duque

El disidente de las FARC grabó un video en el que le asegura al primer mandatario que le llegará “su diciembre”.

Un video en el que Jesús Santrich amenaza al presidente Duque levanta polémica y genera indignación. En este se ve al disidente de las FARC diciendo memento mori, una expresión que significa “recuerda que morirás”. La grabación fue revelada por el programa La Noche, de Claudia Gurisatti.

En el video, el líder de la guerrilla habla con desprecio y odio por el primer mandatario. “Duque, a todo marrano gordo, le llega su diciembre”, asegura. El primer mandatario reaccionó al video y aseguró que “no teme amenazas de delincuentes”.

La periodista Claudia Gurisatti aseguró que el video habría sido grabado el pasado 13 de febrero y que se trata de la última imagen que se conoce de este cabecilla de la nueva “narcotalia”. Jesús Santrich comienza el video contando que Twitter le cerró las cuentas, pero que superaron eso para poder seguir comunicándose con la gente. Y luego lanza la amenaza al primer mandatario y lo califica como un aliado del Ñeñe Hernández.

En una reciente portada, SEMANA mostró fotografías de Jesús Santrich en Venezuela. El líder de las desmovilizadas FARC forma parte de la estructura armada que crearon los disidentes de esa guerrilla. En una de las imágenes, Santrich se ve a lo lejos, acompañado de dos personas más, vestidas de camuflado. Está junto a una camioneta, listo para subirse en ella, con sus particulares gafas oscuras. En esa misma serie de imágenes aparece el que sería uno de sus campamentos en Venezuela. El lugar es realmente rudimentario, con una carpa azul, que se mimetiza entre la vegetación del lugar de clima caliente. Santrich y su anillo de seguridad edificaron los campamentos con maderas de la zona y los protegen con carpas.

En los últimos meses, gracias a la información recaudada a través de diferentes fuentes, las autoridades colombianas han logrado saber dónde están las disidencias de las FARC. Por ejemplo, se sabe que Iván Márquez, el jefe, se encuentra en el estado Apure, en la pequeña ciudad de Elorza, de apenas 30.000 habitantes. Elorza se convirtió en su base de operaciones y en ese lugar se reúne con sus lugartenientes. El área de influencia de Márquez se extiende por Arauca, Vichada, Guainía y el estado venezolano Amazonas, en la frontera con Brasil. La última reunión llamada “Pleno”, convocada por Márquez, se efectuó en diciembre del año pasado, y los investigadores colombianos tienen el registro de todo lo que pasó en ese encuentro.

Las 322 páginas de la imputación a las FARC por “toma de rehenes” en la JEP

Por su parte, Santrich está en el estado Zulia, en la frontera con Colombia, y su mayor influencia la ejerce en las zonas limítrofes con La Guajira, César y Norte de Santander. A su cargo tiene la Red Comunicacional Insurgente, la Cadena Radial Bolivariana Voz de la Resistencia y la Comisión Nacional de Comunicaciones.

Santrich siempre ha sido uno de los más polémicos líderes de ese grupo insurgente. Y fue la primera papa caliente que tuvo el Proceso de Paz. El exlíder guerrillero fue capturado en abril de 2018 y pedido en extradición por supuestamente haber intentado traficar 10 toneladas de cocaína a Estados Unidos, con intermediación del Cartel de Sinaloa. El Acuerdo de Paz firmado entre el Gobierno y las FARC dejó claro que los guerrilleros gozaban de la garantía de no extradición por los delitos cometidos antes de su firma, es decir, del 1.° de diciembre de 2016. En virtud de ello, la JEP era la encargada de determinar si los hechos investigados se pudieron haber cometido antes o después de esa fecha. Para hacer esa tarea, la JEP le pidió a Estados Unidos y a la Fiscalía que le remitieran las pruebas. Ninguno lo hizo. Históricamente, la justicia norteamericana nunca ha enviado las evidencias que comprometen a los colombianos.

La JEP aseguró que las pruebas que llegaron al expediente de Jesús Santrich no permiten evaluar la conducta ni establecer la fecha precisa de su realización. Es decir, que no era posible saber si había cometido el delito del narcotráfico ni si los hechos eran anteriores a la firma de la paz, el 1.° de diciembre de 2016. Por cuenta de eso, le aplicó la garantía de no extradición y le ordenó a la Fiscalía su libertad inmediata. La medida no fue unánime al interior de la JEP. Tuvo tres votos a favor y dos en contra. La decisión fue polémica porque significaba la posibilidad de que Santrich saliera a ocupar su curul en el Congreso, por el rechazo de los Estados Unidos y del gobierno Duque, y porque produjo un efecto dominó que desencadenó la renuncia del fiscal Néstor Humberto Martínez y de la ministra de Justicia Gloria María Borrero (aunque ella negó que se hubiera retirado por esta causa).

Todas las altas cortes intervinieron de alguna manera en esa decisión, pues comenzaron a tener que estudiarse aristas de ese proceso. Sin embargo, a pesar de que la justicia respaldó las garantías del Proceso de Paz, Santrich se voló.

Desde el monte ha enviado siempre mensajes provocadores y ha desatado controversias como este video en el cual amenaza de muerte al presidente Duque.

La Noche también reveló documentos algunos documentos sobre el presunto ataque terrorista que habría planeado el ELN en Bogotá.