política

“No existe ninguna inhabilidad de Luis Gilberto Murillo”: Sergio Fajardo defiende a su fórmula

Mientras se habla sobre una supuesta inhabilidad perpetua que no le permitiría ser elegido vicepresidente, el candidato de la Coalición Centro Esperanza aclara la situación.


Tras la especulación por una supuesta inhabilidad a raíz de una condena que salió a relucir cuando era gobernador del Chocó, Sergio Fajardo salió a desmentir las acusaciones y a respaldar a Luis Gilberto Murillo, a quien escogió como fórmula vicepresidencial.

Lo hizo por medio de un comunicado firmado por los cinco precandidatos de la Coalición Centro Esperanza y Juan Fernando Cristo, director político de la campaña de Fajardo. En el documento, recalcan que la información oficial despeja cualquier duda de una inhabilidad.

“No existe ninguna inhabilidad de Luis Gilberto Murillo. La información oficial al respecto señala de manera inequívoca que está habilitado para aspirar a cualquier cargo de elección popular”, dice el comunicado.

Posteriormente, explica que el caso fue un ataque político en contra de Murillo, perpetrado por contradictores. “El caso en cuestión surgió hace varios años por cuenta de la incomodidad que Luis Gilberto Murillo le significaba a los clanes politiqueros del departamento del Chocó”, se lee en el documento.

“Aquellos que han hecho de la política en el Chocó un nido de corrupción y clientelismo libraron contra Luis Gilberto una guerra política y jurídica desleal para sacarlo de la vida pública. Por fortuna no lo lograron”.

De esta forma, los seis miembros de la coalición expresan respaldo “con todo entusiasmo y convicción a Luis Gilberto Murillo como candidato a la Vicepresidencia”.

La historia remonta a 1997, cuando Murillo fue elegido gobernador del Chocó. Fue ahí cuando llovían acusaciones por supuesto peculado por aplicación. Cinco millones de pesos que debían ser invertidos en un plan de saneamiento ambiental en zonas mineras fueron destinados a la reparación de una institución educativa. Finalmente fue condenado a seis meses de prisión.

Este delito se eliminó del Código Penal con la reforma de 2001, pero por ser un delito contra el patrimonio público se especulaba que podría ser motivo de inhabilidad para aspirar a cargos de elección popular. Esta sanción, según la Constitución Política, sería vitalicia.

Con Cambio Radical, en 2011 volvió a aspirar a la Gobernación del Chocó. A pesar de la contundente votación y de las constancias que tenía para descartar su inhabilidad, su elección fue demandada ante el Consejo Nacional Electoral y el tribunal le dio la razón al nuevo gobernador.

Sin embargo, se demandó la decisión ante un tribunal del departamento y se inhabilitó a Murillo hasta resolver el recurso. El 31 de octubre de 2012 decidió renunciar sin más qué hacer.

En entrevista con SEMANA, la fórmula de Sergio Fajardo aseguró que ese es un “tema superado”.

“Ya hubo una decisión de un juez que precisamente levantó esas inhabilidades, inclusive la que mencionan ahí, intemporal, con unos argumentos muy concretos. Este es un proceso que tiene varias etapas, pero en lo que hay que ser claros es que es un tema superado, que se levantaron las inhabilidades, incluyendo la intemporal, porque es un delito que nunca se cometió, por un lado, y por el otro porque han cambiado, ha habido todo un planteamiento de favorabilidad”, respondió, recordando que pudo ser ministro en el gobierno de Juan Manuel Santos.

Incluso, infirió que se trata de un tema racial en su contra. “El país está en un momento muy interesante donde hay muchos candidatos y candidatas afrodescendientes que aspiran a las altas posiciones del Estado, sobre todo hay varios a la Vicepresidencia. A cada uno le sacan cualquier pretexto, entonces descalifican a Francia por alguna cosa, a mí me buscan otra para descalificarme”.

Con el comunicado, Fajardo busca darle la seguridad a su electorado de que se cumple con la ley y que su fórmula no será un tema que cause preocupación en una eventual elección. Espera que los líos judiciales de Murillo no afecten su llamada “remontada”.

Noticias relacionadas