nación

Nuevo intento de la JEP para frenar evasivas del general (r) Miguel Maza Márquez con las víctimas de la UP

El general retirado ha presentado varios recursos para no dar su versión ante las víctimas de la Unión Patriótica. La corporación lo citó una vez más y hasta dispuso servicios médicos para que no argumente estar enfermo.


Los próximos 11 y 18 de marzo de 2022, el mayor general (r) Miguel Maza Márquez tendrá que entregar versión dentro del caso 06 de la Sala de Reconocimiento de Verdad, que investiga la victimización de miembros de la Unión Patriótica.

La decisión fue adoptada después de que la Sección de Apelación, máxima instancia de la Justicia Especial para la Paz, concluyera que ordenar el traslado del compareciente a rendir versión no constituye una trasgresión de los derechos fundamentales al debido proceso, defensa y no autoincriminación. Actualmente, por su condición de miembro de la Policía Nacional, el compareciente se encuentra recluido en la Escuela de Posgrados de la Policía Nacional “Miguel Antonio Lleras Pizarro” en Bogotá.

“En pronunciamientos anteriores, la SRVR ha señalado y reiterado la importancia de llevar a cabo la diligencia de versión voluntaria con el compareciente Miguel Alfredo Maza Márquez, de manera presencial en las instalaciones de esta Jurisdicción, entre otras, debido a la inmediación de la valoración probatoria, y los principios de celeridad y eficacia de las actuaciones judiciales, y la centralidad de las víctimas”, aseguró la JEP en el auto de la decisión. “En ese sentido, frente a la solicitud presentada por la apoderada del compareciente Maza Márquez, acerca de asistir a la diligencia de versión voluntaria de manera virtual, debido a que hará uso de la “opción fáctica” de guardar silencio, la Sala de Reconocimiento se estará a lo resuelto en las decisiones AT-029 de 5 de abril de 2021, AT-102 de 5 de noviembre del mismo año y AT-103 de 22 de noviembre del año en curso, por lo que la diligencia de versión voluntaria del señor Miguel Alfredo Maza Márquez se llevará a cabo de manera presencial en las instalaciones de la JEP”.

El 25 de noviembre de 2021, SEMANA dio cuenta cómo el general retirado ha recurrido a cuanta vía para no comparecer. La falta del compromiso con las víctimas del exdirector del DAS, el general (r) Miguel Maza Márquez, sigue haciéndose evidente. En la referida fecha, por quinta vez, las dejó esperando escuchar su verdad ante la Justicia Especial para la Paz (JEP) en el marco de lo que el tribunal ha denominado como el macrocaso 06 de victimización de miembros de la Unión Patriótica. En esta ocasión fue mediante una acción de tutela que Maza Márquez eludió la responsabilidad de ir ante la JEP.

La tutela radicada por Maza Márquez obligó al magistrado Gustavo Salazar, quien ya había advertido al exdirector del DAS de la posibilidad de abrir un incidente de incumplimiento por sus reiteradas inasistencias con excusas de último momento, a aplazar la diligencia. Lo que llama la atención de esta acción de tutela es que fue justamente en contra de la medida que había tomado el magistrado Salazar cuando, nuevamente, Miguel Maza había fallado a una cita ante la JEP con la excusa de que tenía compromisos ineludibles. El magistrado Salazar, visiblemente molesto, pidió el traslado obligatorio por el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), a la Policía Nacional y a la Escuela de Posgrados de la Policía (Espol), lugar donde se encuentra recluido para que se llevará a cabo la diligencia.

“Asimismo, recordando que el señor Maza Márquez por su condición de miembro de la Policía Nacional está purgando su condena, recluido en la Escuela de Posgrados de la Policía Nacional “Miguel Antonio Lleras Pizarro” (Espol), en la ciudad de Bogotá, la Sala de Reconocimiento ordenará al director del Inpec, general Mariano Botero Coy, o quien haga sus veces, al director de la Policía Nacional, general Jorge Luis Vargas Valencia, o quien haga sus veces, y al Director de la Espol, coronel Zaid Eduardo Pabón Ortega, o quien haga sus veces que, conforme sus competencias legales, realicen todo lo necesario para asegurar y garantizar el traslado del interno Miguel Alfredo Maza Márquez, de las instalaciones de la Espol a la sede de la JEP, los días en que se encuentre programada y se programe la realización de la diligencia de versión voluntaria”, señala el auto de la JEP.

“Finalmente, de manera preventiva y con la finalidad de asegurar la comparecencia del señor Maza Márquez, el buen desarrollo de la diligencia y atender cualquier novedad que pueda tener lugar, se ordenará a la Secretaría Ejecutiva que disponga de personal tanto de atención psicosocial como de atención médica y de enfermería, para que acompañen la realización de la diligencia de versión voluntaria”, agregó el organismo, ante la eventualidad de que el general retirado argumente estar enfermo.

Al general en retiro Miguel Maza Márquez lo condenaron a 30 años de cárcel por el magnicidio del líder del Nuevo Liberalismo, Luis Carlos Galán; el concejal de Soacha, Julio Cesar Peñaloza, y el escolta Santiago Cuervo Jiménez, el 18 de agosto de 1989. Por cuenta de ello, su defensa presentó ante la Corte Suprema de Justicia un recurso de impugnación a esa condena con el objetivo de conseguir una revisión a ese fallo.

La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) le dio un no rotundo al general (r) Miguel Alfredo Maza Márquez, quien quería desvincularse a como dé lugar de la citación para rendir versión libre en el expediente que se adelanta por el exterminio del partido político Unión Patriótica ocurrido a mediados de la década de los ochenta e inicios de los noventa. El oficial había presentado una acción judicial aduciendo que se le estaban vulnerando sus derechos a la presunción de inocencia, puesto que en dicha diligencia se le quería obligar a reconocer su responsabilidad. Debido a esto, no asistió a la versión que estaba programada para el 23 de noviembre de 2021, argumentando problemas de salud.