cápsula

ONU rechazó los ataques a la minga indígena este domingo

De acuerdo con la información comunicada por el Consejo Regional Indígena del Cauca, al menos 10 personas resultaron heridas.


La alta comisionada para los derechos humanos de la ONU en Colombia, Juliette de Rivero, rechazó este domingo los ataques sufridos por la minga indígena en Cali, en los que al menos diez miembros de esa comunidad resultaron con heridas de bala, de acuerdo con un reporte del Consejo Regional Indígena del Cauca (Cric).

“Nos unimos a rechazo por ataques sufridos hoy por la minga indígena en Cali y expresamos grave preocupación. Urgimos porque se investigue y sancione el ataque que deja por lo menos ocho indígenas heridos, entre ellos varias mujeres lideresas y defensoras”, señaló la funcionaria en su cuenta de Twitter.

En la misma comunicación, la representante de la Organización de las Naciones Unidas hizo un llamado a la calma a todas las personas, especialmente en Cali, y al respeto a la vida y los derechos fundamentales. “La garantía de los derechos humanos se obtiene a través del diálogo y la no violencia. Urgimos: no más violencia”, reafirmó. Juliette de Rivero.

Hermes Pete, consejero mayor del Consejo Regional Indígena del Cauca (Cric), informó a SEMANA que 10 indígenas resultaron heridos en un ataque a la minga en el sector de La María, en la avenida Cañasgordas, que conecta a Cali con el municipio de Jamundí.

“Hoy 9 de mayo, algunos ciudadanos del sur de Cali que se manifestaban en contra del paro Nacional y la minga indígena, que pretendían quitar uno de los puntos de resisten, retienen un vehículo donde se movilizaban autoridades y mingueros; los agreden y ante la llegada de más comunidad a protegerlos, estos disparan con armas de fuego”, afirmó el CRIC mediante un comunicado.

Según la Organización Nacional Indígena de Colombia (Onic), una de las personas que resultó herida es la excoordinadora de Juventudes del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), una de las organizaciones étnicas más grandes y representativas del país.

En este momento, la alta comisionada desarrolla reuniones con varios representantes de diferentes organizaciones en Cali, como la Iglesia católica y el Ministerio Público, para buscar soluciones a la grave crisis de orden público que vive la capital del Valle del Cauca.