nación

Jueces declaran ilegales algunos allanamientos hechos por la Fiscalía y la Policía antes del paro

El fiscal general Fabio Espitia confirmó que "no se encontraron elementos materiales de prueba suficientes" para vincular a los señalados con conductas criminales.


La Fiscalía General dio detalles sobre los allanamientos realizados por la Policía Nacional durante el día martes, que fueron ampliamente criticados por un aparente abuso de autoridad de los uniformados al ingresar a organizaciones artísticas y medios culturales. El fiscal encargado, Fabio Espitia, informó que 27 de los procedimientos realizados en varias ciudades del país se hicieron con base en informes de inteligencia que apuntaban a la existencia de planes para crear material explosivo que sería utilizado por los manifestantes. 

Y aunque en el caso de Bogotá sí se encontraron elementos químicos como aluminio, azufre, puntillas y latas de pintura, el funcionario señaló que algunos de los allanamientos fueron declarados ilegales "porque no se encontraron elementos materiales de prueba suficientes que permitiera vincular los objetos o personas con eventuales conductas crimínales”.

A pesar de que no señaló los casos puntuales que fueron declarados como ilegales, Espitia respondió a los cuestionamientos sobre el operativo que afectó a la revista cultural Cartel Urbano; a la cual ingresaron varios policías con una orden de allanamiento por supuesta “fabricación y porte de arma de uso privativo de las fuerza militares”.  El fiscal dijo que en ese caso la operación se hizo por "labores de inteligencia que se venían adelantando desde antes y que no tienen nada que ver con la jornada de protesta del jueves de esta semana”.

Por su parte, la Policía de Bogotá explicó que estas diligencias se han desarrollado en el marco de investigaciones para “identificar e individualizar a los encapuchados que en protestas anteriores han generado hechos de vandalismo y terrorismo en la ciudad”. Durante estas diligencias en la capital fueron capturados, según la institución, alias Chiqui y El Diablo, quienes al parecer tenían en su poder una granada lacrimógena y elementos para fabricar explosivos. Sin embargo, El Diablo fue dejado en libertad en la tarde de este miércoles por falta de material probatorio para dictarle medida de aseguramiento.

Ante el anuncio del fiscal, las críticas por la actuación de la Policía no se han hecho esperar y algunos se preguntan qué intenciones hubo detrás de esos procedimientos faltando dos días para el paro nacional.