valle

Policía que se negó a desalojo está detenido en estación de Jamundí

El patrullero Ángel Zúñiga podría enfrentar un proceso disciplinario que termine en su destitución. Defensores de derechos humanos lo respaldan.


El patrullero Ángel Zúñiga, quien se negó a llevar a cabo un proceso de desalojo en zona rural de Cali, fue detenido y está privado de la libertad en la estación de Policía de Jamundí, adscrita al área metropolitana de la capital del Valle. 

Fuente cercanas al patrullero Zúñiga le contaron a SEMANA que actualmente lo tienen incomunicado y anunciaron un proceso disciplinario que podría terminar en su destitución del cargo. 

Zúñiga se mostró en desacuerdo con el desalojo que realizó la Alcaldía de Cali a una comunidad de campesinos en el sector La Viga, corregimiento de Pance. "Me están dando una orden para desalojar a estas personas en medio de la cuarentena. Es injusto lo que están haciendo", dice en un video el uniformado Zúñiga, visiblemente conmovido por la situación. 

En el video reitera: "No les van a dar vivienda ni reubicación, están violando los derechos humanos. Yo sé que me van a trasladar o hacer cualquier cosa. Van a dejar a esta gente desamparada en medio de la cuarentena. Yo soy policía y me metí a esta profesión para defender a los ciudadanos, no para atropellarlos". 

Frente a la posición tomada por Zúñiga, el general Manuel Vásquez Prada, comandante de la Policía Metropolitana de Cali, dijo: "Los policías, en cumplimiento del deber, nunca perdemos nuestra condición humana; sin embargo, frente a orden legítima solo tenemos un camino: el de garantizar el cumplimiento. Ni el policía ni ningún funcionario público podrá incurrir en omisión o extralimitación".

La Alcaldía de Cali indicó que este desalojo está amparado en un fallo administrativo para recuperar el espacio público. Patricia Inés Corina Cáceres, subsecretaria (e) de acceso a servicios de justicia, recalcó que el desalojo estaba en marcha desde noviembre, pero había sido suspendido.

"Este proceso se viene tramitando desde el año 2018 por un fallo administrativo. Es una recuperación de espacio público, zonas verdes y de protección del río Pance. Se inició en noviembre y se suspendió por pedido de la Personería. Hoy se reactivó. Cabe destacar que desde noviembre hasta hoy se han levantado nuevos cambuches. Estas personas ejercieron su derecho a la defensa en su momento, incluso presentaron veinte tutelas, que fueron declaradas improcedentes", dijo la funcionaria.