nación

Presentan ante la JEP 18 casos de falsos positivos, la mayoría de desaparecidos

Se trata de presuntas ejecuciones extrajudiciales cometidas por el Ejército en los llanos orientales. La mayoría de víctimas fueron enterradas en cementerios como 'No identificadas' y por eso sus cuerpos estuvieron desaparecidos por años.


La Sala de Reconocimiento de la JEP recibió este miércoles 18 casos de presuntos falsos positivos ocurridos en los Llanos orientales y documentados por el Colectivo Sociojurídico Orlando Fals Borda.

"Pido que se haga justicia y que aquellos que nos hicieron ese daño tan horrible confiesen la verdad. ¿Por qué nos hicieron ese daño tan horrible? Si mi mamá era una mujer que trabajaba para sacarnos adelante. No tenían derecho de arrebatarle la vida tan vilmente. Por eso pedimos que esa gente declare la verdad, para que los nombres de nuestros familiares queden limpios, y no queden como unos delincuentes", dijo Claudia Rodas, hija de María del Socorro Ortega, una de las víctimas cuyo caso fue entregado a la jurisdicción.

Según la investigación, el 4 de julio de 2007 la vivienda de María del Socorro fue atacada por miembros del Ejército. Ella fue asesinada y presentada como una baja en combate. La Fiscalía le pidió el caso a la justicia penal militar, al considerarlo como un crimen cometido por agentes del Estado. Sin embargo, el choque de competencia no se ha resuelto y, por lo mismo, el caso no ha avanzado.

Varios de los expedientes presentados en este grupo que recibe la JEP están en total impunidad. Solo un par han recibido sentencia. La jurisdicción tendrá que decidir ahora si los acredita dentro del caso 003, en el que se investigan los falsos positivos. Otro característica común de estos casos es que la mayoría de víctimas fueron enterradas como No identificadas en los cementerios de los llanos, como el de Vista Hermosa o el de La Macarena, en Meta. Por eso estuvieron desaparecidos por años.

“Es importante determinar los máximos responsables de estas graves violaciones a los derechos humanos. Es una garantía del derecho a la verdad de las víctimas, conocer quiénes estuvieron detrás de estos crímenes de lesa humanidad y cuáles eran sus intereses en la comisión de estos. También para que estos crímenes no se repitan”, dijo César Santoyo, director del colectivo Fals Borda.

Santoyo explicó que, a partir de las investigaciones, se infiere que las unidades militares que pueden estar involucradas en estos casos son las unidades militares son la Fuerza de Despliegue Rápido (FUDRA) con sus Brigadas Móviles Nº 1, 2, 3 y 10, pertenecientes a la Fuerza de Tarea Conjunta Omega (FUTCO).

Decenas de militares ya han rendido versiones libres antes la JEP para entregar información sobre falsos positivos.