nación

¿Qué significa para los militares un presidente que fue guerrillero?: General Zapateiro responde

El comandante del Ejército durante dos años y medio dijo que no ha visto a ningún presidente que sea victorioso sin las Fuerzas Militares y la Policía. Aseguró que Gustavo Petro


Pasar la página, luego de haber permanecido durante dos años y medio comandando el Ejército Nacional, llevó al General Eduardo Zapateiro a poner el espejo retrovisor sobre su carrera militar.

En 40 años de ejercicio en la institución ha hecho de todo y, luego de presentar su renuncia, tras enfrentamientos en redes sociales con el presidente electo Gustavo Petro, desmenuzó los alcances de su decisión y expresó escuetamente sus argumentos, durante una extensa entrevista con Vicky Dávila, directora de SEMANA.

Se refirió a lo que significa para las Fuerzas Armadas que su comandante supremo (el presidente) haya pertenecido a un grupo como el M-19, organización guerrillera que se formó en 1970 en Colombia. “Mi responsabilidad como comandante del Ejército fue decirles a mis soldados, antes de irme, que dejaran la incertidumbre, que no se preocuparan”, dijo el general Zapateiro.

Indicó que la elección de Gustavo Petro sucedió y “pasó en democracia”, por lo tanto, enfatizó en que el mensaje que le envió a los soldados fue enfático: “somos respetuosos de la Constitución y la ley”.

Argumentó que se trató de una elección en la que “una mayoría de colombianos decidió quién debía ser su nuevo presidente”. En consecuencia, insistió en que “somos respetuosos de ese resultado”.

Zapateiro mencionó que tanto él como los demás generales y oficiales del Ejército tienen claro el concepto de democracia y de que es el pueblo el que elige a sus gobernantes. Por lo tanto, sobre la condición de Gustavo Petro, de haber pertenecido a un grupo guerrillero, dijo: “no voy a calificar a ningún colombiano, voy de salida”, señaló en entrevista con SEMANA.

2095
2095 - Foto: Semana

El general expresó que ya cumplió con su misión de soldado de la Patria, a la que le prestó sus servicios, inclusive, desde que era bachiller. Ahora, expone su visión de Colombia, a la que ve como un país diferente, que no se parece a ningún otro, dijo. “El colombiano es una persona apasionada, que quiere mucho a su país, que va a estar muy pendiente de si nuestro país empieza a debilitarse o a fortalecerse y, bueno, ahí quedarán quienes tendrán que tomar decisiones y trabajar en ese aspecto político para sacar adelante a nuestro país”.

Se considera general curtido

Durante la entrevista con SEMANA, el general Zapateiro contó detalles de lo sucedido, luego de haber expuesto sus apreciaciones en redes sociales, en respuesta a trinos del presidente electo Gustavo Petro con los cuales “se sintieron maltratados”, dijo.

Ante el interrogante de si el presidente Iván Duque le habría llamado la atención en privado, pese a haberlo apoyado públicamente, Zapateiro dijo que solo le pidió que preguntara y buscara asesoría en próximas ocasiones: “Me respaldó y me dijo: ‘Eduardo, en próximas ocasiones tienes que buscar asesoría, dime, pregúntame, está Navarro, está el doctor Diego Molano’”.

General Eduardo Zapateiro e Iván Duque
General Eduardo Zapateiro e Iván Duque - Foto: Foto Ejército y Presidencia de la República

En ese sentido, el general, oriundo de Cartagena, dijo que quería dejar en claro ante los colombianos que no toma decisiones a la loca. “Soy un general curtido, tanto en la docencia como en la guerra”.

Un presidente requiere de las fuerzas militares

Zapateiro expresó que no ha visto a ningún presidente, “comandante supremo de las Fuerzas Militares, que sea victorioso sin las Fuerzas Militares y de Policía. Y ellas, indudablemente, son las que lo sostienen en el tiempo. Y lo digo con fe en la causa”.

Sostuvo que, hubo ocho “con los que estuve trabajando durante mi carrera militar, de los cuales dos repitieron gobierno. Pero esos ocho fueron victoriosos porque contaron con unas Fuerzas Militares que jamás los defraudaron, ni los dejaron solos en circunstancias difíciles”.

En el caso específico del periodo de mandato del presidente Iván Duque, contó que en estos cuatro años el panorama fue particularmente duro. “Le dijeron que no lo iban a dejar gobernar y después vino la pandemia. Si no hubiese Ejército, porque no puedo hablar en nombre de las otras fuerzas, ¿quién hubiera repartido vacunas y llevado mercados, entre otras cosas? Y después vino el huracán Iota. Eso es lo que puede estar pensando nuestro próximo presidente, que sus Fuerzas Militares deben ser sus consentidas, son el as bajo la manga de cualquier mandatario, el póker que tiene cuando hay amenazas de actores criminales y naturales”.

Agregó que “cualquier cosa que se salga de las manos del presidente termina en las espaldas del Ejército. Y eso fue lo que pasó durante mi gestión de comando. Me siento orgulloso de haber sido una persona que estuvo con el presidente Duque, firme, apoyándolo y respaldándolo”.