Tendencias
General Eduardo Enrique Zapateiro Altamiranda.
General Eduardo Enrique Zapateiro Altamiranda. - Foto: ESTEBAN VEGA LA ROTTA

nación

“Jamás hemos tenido en nuestras mentes un enemigo oculto”: el mensaje del general Zapateiro en su despedida

El general del Ejército dijo en su discurso previo al retiro que, por las acciones de algunos soldados, no se puede juzgar a toda la institución.

Este viernes 22 de julio, el general del Ejército Nacional, Eduardo Zapateiro, dio un discurso de despedida en un evento que se realizó en la Escuela General José María Córdova, donde pidió no estigmatizar a la institución “por las acciones de unos cuantos”.

En su discurso, Zapateiro recalcó que “los soldados de la patria no somos enemigos de la paz. Jamás hemos tenido en nuestras mentes un enemigo oculto o interno, existen amenazas persistentes y no somos ajenos a entender que algunos de nuestros hombres, apartándose del honor militar, y en incumplimiento de la ley, han incurrido en graves conductas”.

Nada más contrario a la realidad, porque la mayoría de hombres y mujeres de la institución trabajan con honor y rectitud”, agregó.

Dijo también que las “acciones ilegales y reprochables de unos cuantos no pueden generalizarse para enlodar la honra de la institución y de las personas que la integran; en esa materia no puede existir duda, quienes han actuado en forma ilegal, deshonran su propio nombre y no pueden escudarse en la institución para justificar sus graves conductas”.

Pidió además que la Justicia sancione “con todo rigor a las personas que se han apartado del cumplimiento de sus deberes”.

Destacó de su carrera su labor para ayudar a construir país, y aseguró que “no hay Gobierno ni comandante supremo de las Fuerzas Militares sin unas Fuerzas Militares y de Policía robustas para que sean sus cimientos, sus columnas y la estructura que lo soporte en el tiempo”.

Así mismo, le solicitó a su sucesor, el general Carlos Iván Moreno Ojeda, el mantener la defensa de la soberanía nacional y particularmente “óigase bien, el orden constitucional”.

Vale la pena recordar que a finales de junio, el general anunció su retiro, y lo había programado para el 20 de julio, cuando se instaló la nueva legislatura.

Su dimisión ocurrió luego de 40 años de servicio. “Me despediré del pueblo colombiano, agradeciéndoles a todos mis soldados por todo el trabajo”, aseguró. En la misiva, el oficial aseguró que “con toda atención me permito solicitar al señor presidente de la República de Colombia el retiro del servicio activo de las Fuerzas Militares-Ejército Nacional por solicitud propia, de manera inmediata”, aseguró.

“Agradezco a Dios, a mi patria y a mis compatriotas haberme dado la oportunidad de servirles con dignidad y entrega total por más de 40 años como soldado de esta gloriosa institución”, puntualizó el uniformado. El comandante del Ejército dejará el cargo luego de hacerle fuertes críticas al entonces candidato Gustavo Petro, hoy presidente electo de los colombianos y quien sería su jefe, de haber continuado en su rol militar.

Vale la pena recordar que el general Moreno Ojeda se venía desempeñando como el segundo al mando del Ejército. Es ingeniero de profesión y lleva 36 años en las fuerzas militares.

Nació en Bucaramanga y tiene una destacada trayectoria militar. Entre los cargos que más se resaltan se encuentra que ha estado en la dirección de personal del Ejército.

Moreno también ha tenido varios cursos militares como orientación de armas para cadetes en la Escuela de las Américas del Ejército Fort Benning de Estados Unidos, paracaidismo militar, perforación de pozos, un curso básico de contraguerrillas, adiestramiento para instructores, derecho internacional para conflictos armados y procesos jurídicos.

A su vez, cuenta con estudios como profesional en ciencias militares, es ingeniero civil de la Escuela de Ingenieros Militares, especialista en finanzas y administración pública de la Universidad Militar Nueva Granada, especialista en gerencia integral de obras y en alta gerencia. Tiene capacitación en conducción y administración de unidades militares y es especialista en recursos militares para la defensa nacional.

Además de haber estado en la Dirección de Personal del Ejército, fue comandante de la Brigada Móvil número 22, comandante del batallón Vergara y Velasco y oficial del Estado Mayor de la fuerza de despliegue rápido.

En su historial también cuenta con múltiples reconocimientos, entre ellos la Orden al mérito José María Córdoba, la medalla militar Francisco José de Caldas, entre otros. En total se registran más de 20 condecoraciones por su labor en las Fuerzas Militares del país.