nación

Siete menores de edad fueron rescatadas en redada contra la explotación sexual en Bogotá

Las autoridades informaron que en total capturaron a ocho personas.


En la noche del 23 y madrugada del 24 de marzo se llevó a cabo el mayor golpe a las redes de trata de menores de edad que operaban en el barrio Santa Fe, en el marco de la operación Aradias, un operativo interinstitucional liderado por el CEPRO de la Policía Nacional y en articulación con la Alcaldía Local de Los Mártires, Migración Colombia y el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas Agencia del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (ICE) entre otras entidades de orden local, nacional e internacional.

’'Gracias al trabajo articulado entre instituciones que llevó alrededor de 18 meses de seguimiento, se da un duro golpe estructuras dedicadas al delito de trata de menores. El resultado de esto: seis allanamientos de los cuales cinco establecimientos fueron sellados y ocho capturas. Siete de estas capturas se dan por estímulo a la prostitución y explotación sexual y otra persona por falsificación de documentos públicos’', dijo la alcaldesa local (e) Tatiana Piñeros.

Durante esta intervención se logró el rescate de siete menores de edad extranjeras, quienes eran instrumentalizadas con fines sexuales, y se encuentran bajo protección del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), para su restablecimiento de derechos.

También se encontraron documentos de identidad, permisos especiales de permanencia, diplomas y permisos militares falsos, al igual que equipos de cómputo para dicho fin, los cuales operaban en un inmueble que funcionaba como papelería. En total se capturaron a ocho personas, uno de ellos en flagrancia y siete por orden judicial los cuales podrán ser procesados por estímulo a prostitución y trata de menores entre otros delitos.

Luego de las verificaciones administrativas a los inmuebles por parte de Migración Colombia, se abrió investigación a uno de los propietarios por no hacer los registros pertinentes de los menores de edad.

“Los inmuebles allanados entrarán a un proceso de extinción de dominio y en labores de investigación por estar vinculados en el delito de la explotación sexual con menores de edad”, señaló el mayor Sergio Torres, jefe de la Unidad Judicial.

Los capturados serán presentados ante un juez con función de control de garantías de Bogotá. La Fiscalía los imputará como presuntos responsables de los delitos de estímulo a la prostitución de menores y falsedad material en documento público.

Perfil de tráfico

Como se ha reportado en los últimos cinco años, los traficantes de personas explotan a víctimas nacionales y extranjeras en Colombia, y explotan a las víctimas de Colombia en el extranjero. Los traficantes explotan a hombres, mujeres y niños colombianos en el tráfico sexual y el trabajo forzado en Colombia y en toda América Latina, Asia y Europa.

Asimismo, el tráfico sexual de mujeres y niños colombianos ocurre dentro del país y en todo el mundo. Las mujeres y los niños colombianos son víctimas del tráfico sexual dentro de Colombia en zonas con turismo y grandes industrias extractivas.

Por su parte, los traficantes explotan a los niños colombianos que trabajan en el sector informal y en la venta ambulante en trabajos forzados.

Entre 2017 y 2019, los sistemas de alerta temprana identificaron 182 municipios en los que los niños eran vulnerables al reclutamiento forzoso por parte de los grupos armados ilegales.

Además, los traficantes reclutan a mujeres y niñas vulnerables en circunstancias económicas difíciles, en su mayoría colombianas y venezolanas desplazadas, para que hagan de “modelos de cámara web”. En algunos casos, los traficantes drogan a las mujeres y niñas utilizando el miedo y la coacción mediante el endeudamiento y la extorsión para obligar a las víctimas a realizar actos sexuales en vivo.

Finalmente, los venezolanos desplazados, incluyendo mujeres, niños, personas transgénero y aquellos en situación migratoria irregular eran los más vulnerables al tráfico sexual y a los trabajos forzados.