nación

Terrorismo del Clan del Golfo: ¿quiénes eran los uniformados asesinados tras emboscada en Antioquia?

Un policía y un militar murieron luego de la activación de artefactos explosivos cuando escoltaban una caravana humanitaria.


Los últimos días los colombianos han sido testigo de un sinnúmero de acciones terroristas por parte de integrantes del Clan del Golfo en diferentes regiones del país. Los delincuentes han incinerado vehículos, atacado estaciones de policía y amenazado a la población civil que no cumpla con sus indicaciones del paro armado, todo como represalia por la extradición de Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel.

La compleja situación ha hecho que la Fuerza Pública tenga que escoltar caravanas, para permitir la movilización de vehículos en las zonas donde hace presencia la estructura criminal. Los departamentos más afectados han sido Chocó, Córdoba, Bolívar, Antioquia, entre otros.

Precisamente en Antioquia, en las últimas horas, se presentó un violento ataque con explosivos contra una caravana humanitaria que era protegida por integrantes de la Fuerza Pública.

“En hechos que son materia de investigación y según las primeras informaciones, una caravana humanitaria que se dirigía desde el municipio de Santa Fe de Antioquia hacia el Urabá antioqueño, fue atacada con explosivos al paso por la vereda Guadual, del municipio de Cañasgordas, por presuntos terroristas del GAO Clan del Golfo”, indicó el Ejército.

Agregó la institución militar que, “como resultado de esta cobarde acción criminal, un soldado y un integrante de la Policía Nacional fueron asesinados y cuatro integrantes más de la Fuerza Pública que resultaron heridos están siendo trasladados a un centro asistencial (…) Este Comando interpondrá la respectiva denuncia ante las autoridades competentes por la grave infracción a las disposiciones del derecho internacional humanitario, con la utilización de medios y métodos ilícitos de guerra”.

Entre los fallecidos se encuentra el patrullero Fernando Murcia Giraldo, de 27 años de edad, oriundo de la ciudad de Florencia, Caquetá, quien había ingresado a la Policía en marzo de 2019. En la acción terrorista también murió un el soldado profesional Josué David Gómez.

La acción terrorista se presentó en medio del paro armado decretado por el Clan del Golfo, luego de la extradición de alias Otoniel, máximo cabecilla del Clan del Golfo.

Precisamente el Gobierno activó un Bloque de Búsqueda para ubicar a los nuevos cabecillas del Clan del Golfo. Desde la región del Urabá Antioqueño, el presidente de la República Iván Duque, el ministro de Defensa Diego Molano y la Cúpula Militar y de Policía explicaron cómo funcionara la nueva unidad.

El Bloque de Búsqueda está conformado por un poco más de 700 hombres de la Policía nacional y 720 del Ejército Nacional, quienes desde Necoclí y Carepa desplegarán una ofensiva sin presidentes contra estos reductos tras la captura y extradición de su máximo líder alias Otoniel.

“Esta nueva estrategia para darle punto final al Clan del Golfo también estará acompañada de 15 fiscales para garantizar que haya una rápida judicialización de los capturados y acelerar los procesos de extinción de dominio”, indicaron desde la Presidencia de la República.

El presidente Duque resaltó que todas las acciones que ha tratado de emprender el Clan del Golfo en días recientes son una actitud desesperada y cobarde a raíz de la extradición de Otoniel. “Ellos han estado interesados en hacer demostraciones de zozobra mediática para tratar de buscar algún tipo de aproximación de negociación aprovechando el certamen electoral”, añadió el presidente Iván Duque.

Antes de lanzar este nuevo bloque de búsqueda las autoridades adelantaron un consejo de seguridad en Carepa, Antioquia, donde el presidente Duque recordó que el Clan del Golfo ha sufrido los más duros golpes durante su gobierno.