río magdalena

Tres remolcadores trabajan para desencallar buque cerca al canal navegable de Barranquilla

La Dimar señaló que actualmente se registra restricción preventiva de circulación en el canal de acceso al puerto.


La Dirección Marírtima General de Colombia (Dimar) informó, en las últimas horas, que continúan con las labores de desencallamiento del buque Amber Bay de bandera de Hong Kong, la cual navegaba fuera del canal navegable de la zona portuaria de Barranquilla y transportaba 10.000 toneladas de asfalto.

Según, la autoridad marítima, la tarde de este miércoles, tres remolcadores se encuentran en el proceso de desencallamiento, “con todas las medidas de seguridad y sin ninguna afectación al medio marino”. Además, señaló, que actualmente se registra restricción preventiva de circulación en el canal de acceso al puerto.

Por su parte, Corporación Autónoma Regional del Río Grande de la Magdalena (Cormagdalena), indicó que el buque, de 146 metros de eslora, se encuentra encallado por fuera del canal navegable de la Zona Portuaria de Barranquilla.

“Se está a la espera que una vez se produzca el desencallamiento por parte de la Dirección General Marítima se puedan determinar las causas que ocasionaron este”, explicó Cormagdalena.

El problema con el Amber Bay se registró alrededor de las 5 de la mañana del miércoles cuando este realizaba una maniobra de zarpe y encalló sobre el costado oriental del canal del acceso, en Bocas de Ceniza.

Carlos Burbano, capitán del puerto de Barranquilla, explicó que una vez fue reportado el incidente fueron activados los protocolos específicos, teniendo como una de las prioridades evitar cualquier afectación ambiental; por lo que se procedió a desplazar los remolcadores al área.

En diálogo con Radio Nacional de Colombia, Burbano indicó que en coordinación con el piloto práctico se desarrollan los procedimientos de verificación para el desencallamiento del buque.

“No se presenta ningún tipo de contaminación al medio marino, y se conservan las medidas de seguridad durante la maniobra salvaguardando la vida en el mar. Lo anterior, con apoyos de guardacostas activado el puesto de mando a bordo de la estación control tráfico marítimo”, indicaron las autoridades marítimas.

Para saber qué pasó realmente con el buque y que generó el encallamiento hay que esperar las respectivas investigaciones.

En julio del año pasado se registró una situación parecida en Bocas de Ceniza cuando el buque Nordic Wolverine encalló en el tajamar occidental, en la entrada al canal de acceso al Puerto, lo que muestra que este tipode problemas se registran de forma periódica.

En esa ocasión se trató una embarcación de transporte de productos químicos y para desencallarlo fue necesaria la intervención de personal y equipo extranjero, entre estos un remolcador desde el Golfo de México, en territorio de Estados Unidos, y el arribo de expertos en salvamento desde Panamá y Argentina.

El Nordic Wolverine estaba cargado con nueve tipos de químicos, entre los que estaban ácido propiónico, acetato, soda cáustica y alcohol. En ese momento Burbano dijo se había tenido que aligerar la carga para minimizar el riesgo en el rescate, debido a una afectación que tuvo en los tanques.

El año pasado ese incidente también afectó el normal funcionamiento del Puerto, que tuvo que operar bajo bajo estrictos análisis del tránsito de las embarcaciones y con el apoyo de pilotos prácticos. Sin embargo, según las autoridades locales el puerto está preparado preparados con los equipos, la capacidad, el capital humano para afrontar este tipo de situaciones.