Home

Nación

Artículo

foros semana

Un año para consolidar la transformación digital

Los confinamientos por la covid-19 han obligado el cierre de miles de empresas, pero también el impulso para muchas otras que supieron aprovechar la transformación digital. El 2021 se espera que sea menos traumático y más estratégico para que Colombia se inserte por fin al siglo XXI.

El año pasado tuvo un sinsabor para el tejido empresarial colombiano. Con la llegada del virus y los posteriores confinamientos para intentar contenerlo, los empresarios se enfrentaron a una realidad que no habían querido o no habían podido asumir en los últimos años: su atraso en términos de transformación tecnológica. Una situación que ahora se convertía en cuestión de vida o muerte para sus empresas.

Pero ante ese lamentable escenario de “todo o nada” por sobrevivir, se abrió también una ventana de oportunidad para la economía colombiana, que en los últimos meses avanzó en esa transformación digital como no lo había hecho en años. Así lo expresó durante el Foro Colombia 2021 Víctor Muñoz, el consejero presidencial para temas económicos y de transformación digital, quien aseguró que la pandemia sirvió para que el país avanzara a ritmos quizás 20 veces más rápidos de lo que venía haciéndolo y para que los “incrédulos que no creían en este proceso vieran lo que significa”.

Muñoz presentó algunas cifras sorprendentes que demuestran ese camino. Por ejemplo, Colombia pasó de tener 350 mil transacciones digitales al día a tener más de 1,5 millones de transacciones; y en telemedicina pasó de tener alrededor de un millón de teleconsultas al mes a tener más de 13 millones de citas por plataformas tecnológicas en el mes de octubre.

Esa mirada en positivo de lo que ocurrió fue puesta en perspectiva por Ángel Melguizo, vicepresidente de asuntos externos y de regulación de AT&T Directv para América Latina, quien mostró algunas falencias en las que es necesario trabajar de manera urgente. “No podemos esperar más para conectar a uno de cada tres colombianos que no tienen aún internet y debemos dar un salto basado en la juventud, con educación más pertinente y la modificación de algunas reglas e instituciones”, aseguró.

Para Melguizo, si Colombia quiere que la transformación digital realmente se convierta en una oportunidad para la reactivación económica este año y tenga efectos en las siguientes décadas, es necesario avanzar en la seguridad de los datos, la protección de la propiedad intelectual y la homogenización de impuestos.

Tenemos que modernizar la regulación de la economía digital sin dramatismos. Ponernos al día para asegurar que la cancha competitiva está nivelada entre plataformas y empresas que estamos en procesos de digitalización”, expresó el vicepresidente de una de las compañías tecnológicas más importantes de la región, para quien será fundamental que el país apropie en su marco normativo las recomendaciones que eventualmente presente la OCDE en materia de impuestos, de manera que pueda ser más competitivo a nivel mundial.

Sobre lo que debe hacerse este año, Muñoz reconoció que es necesario seguir acompañando a las empresas en su transformación y apostarle decididamente a la educación por competencias y habilidades, explicó que seguirán trabajando en el sandbox de criptoactivos y se comprometió a impulsar desde el Congreso de la República las discusiones sobre pagos de prestaciones sociales a quienes prestan servicios a través de plataformas digitales.

Y aunque espera que sea el ministro de Hacienda quien tome las decisiones con respecto a la política fiscal y tributaria, dejó sobre la mesa algunos asuntos que como economista cree importante tener en cuenta. “No es buena idea subirles los impuestos a las empresas tecnológicas simplemente porque les está yendo bien en un año”, dijo en una clara crítica a la decisión que tomó la Alcaldía de Bogotá el año pasado y expresó que en temas impositivos sobre los negocios digitales será mejor tomar decisiones regionales o globales.