orden público

"Va a ser difícil que alias Guacho pueda salir de Tumaco": ministro de Defensa

Guillermo Botero informó que todos los hospitales, puestos de salud y consultorios médicos de esa ciudad están siendo vigilados. Además aseveró que gracias a los escoltas el jefe de las disidencias de las Farc logró huir con dos disparos de fusil en la espalda.


La operación en la que resultó herido Guacho, el jefe de las disidencias de las Farc en Tumaco, fue confirmada por el presidente Duque en el taller Construyendo País, que se lleva a cabo en Filandia, Quindío.

El ministro de Defensa, Guillermo Botero, dio a conocer algunos pormenores del operativo que se efectuó en la madrugada de este sábado en esa población nariñense.  

"Alias Guacho se encontraba al norte de la ciudad de Tumaco bastante lejos de la frontera con Ecuador, que antes era su sitio tradicional. Se había venido desplazando hacia el norte del departamento de Nariño y nosotros lo veníamos siguiendo desde hacía bastantes días", comentó.

El jefe de esa cartera afirmó que hacia las 2:00 de la madrugada las fuerzas conjuntas estaban aproximadamente a 300 metros del sitio donde se hallaba el disidente de las Farc y se fueron acercando paulatinamente.

"Cuando ellos salieron en la mañana se registró un combate, pues los bandidos estaban armados con ametralladoras. Inició un intercambio de disparos habiendo sido herido de dos tiros de fusil alias Guacho, pero sus escoltas inmediatamente lo recogieron y se lo llevaron. En el fragor del combate y, a apesar de que existe un plan candado en la ciudad, no los hemos podido encontrar", manifestó el ministro. 

Según Botero va a ser difícil que alias Guacho pueda salir de esa localidad. 

"Continuamos con toda la operación, están vigilados todos los hospitales, puestos de salud y consultorios médicos, de tal suerte que si acuden allí serán capturados inmediatamente. Ojalá antes de las seis de la tarde, aprovechando la luz del día, logremos dar captura de este delincuente y si no mañana, desde las seis de la mañana continuaremos las pesquisas", manifestó el funcionario.  

La información que se conoce hasta el momento es que Guacho resultó gravemente herido en una operación llevada a cabo por fuerzas especiales de infantería de marina. El guerrillero, que es buscado desde hace varios meses, como responsable de asesinatos y ataques contra la fuerza pública en Nariño, recibió dos disparos.

Perfil: Guacho, el disidente de las Farc que llevó el terror a la frontera

Hasta el momento, no se ha comprobado que haya muerto, pues su cuerpo no ha sido encontrado, pero sí está confirmado que fue gravemente herido. En la operación resultó herido el oficial Luis Alfredo Oquendo, integrante de las Fuezas Especiales del Ejército, que falleció a causa de las heridas.

Guacho, el terror de la frontera

Desde que decidió abandonar las Farc, a mediados de 2016, Walter Patricio Arizala  se convirtió en una amenaza cada vez más grande para la frontera entre Colombia y Ecuador. 

Junto a sus hombres, bautizaron la disidencia como el frente Óliver Sinisterra, el nombre de uno de los guerrilleros con los que compartió armas en el pasado. El grupo arrancó con alrededor de 250 personas armadas, más los milicianos con los que cuentan a lo largo de su zona de influencia. 
Con la salida de las Farc de su escenario, Guacho y Cachi -su hombre de confianza- quedaron a cargo de una amplia red de laboratorios de cocaína alrededor de Tumaco. Desde entonces, abandonaron cualquier interés político y se dedicaron de lleno al narcotráfico.

Ante la arremetida de la Fuerza Pública en su contra, Guacho intentó demostrar su fuerza. Por eso cometió el secuestro de los periodistas ecuatorianos, a los que pretendía canjear por tres disidentes presos en ese país. La muerte de los comunicadores provocó la indignación en Colombia y Ecuador. 
Luego vinieron nuevos crímenes como el secuestro y asesinato de una pareja ecuatoriana y la masacre de una unidad del CTI de la Fiscalía, que fue atacada cuando viajaba por la vía Pasto-Tumaco, que se volvió uno de los puntos más peligrosos del país.
Con la relevancia que adquirió en el escenario criminal, las acciones de las autoridades contra Guacho también se intensificaron. Vinieron las capturas de los miembros de su disidencia y la incautación de armas, que fueron rompiendo su red criminal. 

En julio pasado, soldados del Ejército llegaron a donde se pensaba que era la guarida de Guacho, en un punto muy cercano a la frontera con Ecuador. Se salvó por muy poco.

Guacho ha estado desde hace varios meses saltando de escondedero en escondedero. “Se ha llegado a sus áreas bases en la zona de frontera, y lo estamos asfixiando en coordinación con las tropas ecuatorianas. Estamos sobre su anillo de seguridad más cercano y bloqueando su economía y su logística”, explicó hace unas semanas el general Jorge Hoyos, comandante de Hércules.